¿Es realmente tan malo comer mantequilla?

A pesar de su mala fama, un nuevo estudio del que se hace eco la revista Time no ha encontrado ninguna relación entre la mantequilla y las enfermedades del corazón.

  • ¿Es realmente tan malo comer mantequilla?

Tiempo de lectura 4 min.

06 de julio de 2016. 11:51h

Comentada
6/7/2016

ETIQUETAS

¿Vuelve a estar de moda la mantequilla tras años de pésima fama? Parece ser que tras un nuevo estudio, este delicioso condimento que se puede acoplar a casi todo tipo de platos es mejor que el azúcar, pero peor, siempre nutricionalmente hablando, que el aceite de oliva, de acuerdo con un nuevo informe. Este nuevo estudio analizó nueve documentos en los que participaron más de 600.000 personas y concluyó que el consumo de mantequilla no está vinculado a un mayor riesgo de enfermedades del corazón y que además puede ser ligeramente protector frente a la diabetes tipo 2. Una nueva teoría que va radicalmente en contra de la opinión generalizada que dice que hay que evitar la mantequilla a toda costa, ya que contiene la grasa saturada.

Para ser claros, el nuevo estudio no dice la mantequilla es un alimento saludable, más bien aclara que “no parece ser muy perjudicial o beneficiosa”, dice el autor del estudio, el Dr. Dariush Mozaffarian, decano de la Escuela Friedman de Ciencia y Nutrición política de Tufts en Boston. Esto está en línea de la nueva forma de pensar de un número creciente de científicos que estudian la nutrición, que dicen que la reducción de la cantidad de grasa, incluso del tipo saturado, está haciendo más mal que bien.

“En mi mente, la grasa saturada es una especie de neutralidad”, dice Mozaffarian. “Los aceites vegetales y frutas y frutos secos son más saludables que la mantequilla, pero por otro lado, los alimentos bajos en grasa derivados de la carne de pavo o un simple bagel o copos de maíz que son ricos en sodio, son peor para nosotros que la mantequilla.”

En el estudio, publicado el pasado martes en la revista PLoS ONE, los investigadores examinaron el consumo de mantequilla de las personas de muestra y su riesgo de enfermedad crónica, y no encontraron relación alguna con enfermedades cardíacas. En cuatro de los nueve estudios, las personas que comieron mantequilla cada día tuvieron un riesgo un 4% menor de desarrollar diabetes tipo 2. Por supuesto se necesita más investigación para entender por qué, pero esto puede ser debido en parte al hecho de que la grasa láctea también contiene grasas monoinsaturadas que pueden mejorar el azúcar en la sangre y la sensibilidad a la insulina.

Y es que años atrás la grasa se convirtió en “el nutriente más vilipendiado en la dieta estadounidense”, a pesar de la evidencia científica que muestra que no daña la salud o causa un aumento de peso si se consume con moderación. “Las grasas saturadas en la dieta se consideraron el enemigo número uno de la salud pública”, dice el doctor David Ludwig, profesor de nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard. Durante los últimos años ha habido mucha investigación y el resultado sugiere que este enfoque es erróneo. De hecho, la investigación confirma que la grasa saturada es mejor para nosotros que los carbohidratos procesados como el azúcar y el pan blanco, que se han relacionado con la diabetes, la obesidad y las enfermedades del corazón muchas veces.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs