Suplementos: ¿Los necesitas?

Cada vez hay más disponibles y para casi todo, pero, ¿son para todos los públicos?

  • Suplementos: ¿Los necesitas?

Tiempo de lectura 2 min.

14 de julio de 2016. 12:48h

Comentada
14/7/2016

Cada vez hay más disponibles y para casi todo, pero, ¿son para todos los públicos? ¿Son beneficiosos, ineficaces o incluso perjudiciales? A continuación te contamos en qué situaciones los suplementos y vitaminas si son adecuados y, en qué casos es mejor evitarlos.

SÍ. En situaciones excepcionales. Laura Carreño, presidenta del Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de castilla y León, opina que los suplementos son necesarios si existe algún tipo de carencia, “por ejemplo una anemia, también en dietas con muy pocas calorías”. Tomar suplementos también está indicado durante el embarazo (estos son los suplementos vitamcnicos ideales para embarazadas) o la menopausia cuando el organismo precisa más volumen de ciertos nutrientes. Lo mismo ocurre en casos de enfermedades como la celiaquía o el colon irritable que provocan una absorción deficiente de los nutrientes y los suplementos pueden ayudarnos a tolerarlos mejor.

NO. Cuando hay una buena alimentación. Si seguimos una dieta variada y rica, y comemos de forma sana ya nos estaremos asegurando de que nuestro organismo consiga el nivel de nutrientes y vitaminas necesario. “Sin duda es el mejor tratamiento, el problema es que creemos que comemos mucho mejor de lo que realmente lo hacemos, si tenemos dudas deberíamos consultar a un dietista-nutricionista”, aconseja Laura Carreño.

SÍ. En el gimnasio. Es cierto que estos suplementos deportivos poseen aminoácidos (los componentes de las proteínas) que pueden estar justificados en dietas de deportistas de élite ya que el exceso de deporte y actividad física multiplica las necesidades de nutrientes. Fuera de estos casos hay que prestar especial atención a qué tomamos, que la ingesta de los suplementos deportivos esté justificada, ya que “por lo general se suelen utilizar de forma innecesaria, opina la Dra. Carreño.

NO. Entrañan riesgos. Hay suplementos o vitaminas como los de vitamina C que en dosis muy elevadas actúan como prooxidantes, en lugar de antioxidantes. Y "los de vitamina A no se pueden tomar durante el embarazo, ya que el retinol es teratogénico (puede producir malformaciones en el feto). Además, los suplementos de proteínas que se toman en los gimnasios pueden acarrear consecuencia a nivel hepático y renal”, opina la especialista.

Últimas noticias