¿Puede una analítica predecir cuántos años viviremos?

Tenía una precisión de alrededor del 80% para predecir el riesgo de mortalidad dentro de cinco a 10 años

  •  Ya hay grandes investigaciones que miden en nuestros genes | Archivo
    Ya hay grandes investigaciones que miden en nuestros genes | Archivo

Tiempo de lectura 4 min.

02 de septiembre de 2019. 09:53h

Comentada
Pilar Pérez 2/9/2019

Uno de los desafíos de la Medicina es prevenir las enfermedades para alargar el tiempo de vida. O, al menos, trata de que lo hagamos en las mejores condiciones posibles, con calidad. “Vivir muchos años, pero bien de verdad”, como dicen las abuelas, “si no, ¿para qué?”. En este sentido, ya hay grandes investigaciones que miden en nuestros genes (a través de los telómeros, uno de más importantes es el español que lidera María Blasco en el CNIC), pero, quizás, suene más interesante, un avance que ha conseguido trabajo conjunto entre el Instituto Max Planck de Biología del Envejecimiento y el Centro Médico de la Universidad de Leiden.

Este último progreso, recogido en la revista “Nature Communications”, por un equipo dirigido por los investigadores informan que, en un grupo de más de 44.000 pacientes sanos, su análisis de sangre tenía una precisión de alrededor del 80% para predecir el riesgo de mortalidad dentro de cinco a 10 años. Esto ha supuesto un gran esfuerzo por parte del equipo liderado por Joris Deelen, del Max Plank y P. Eline Slagboom, de la Universidad de Leiden.

Cómo lo hicieron

Durante unos 16 años, a la gran muestra de pacientes, con edades comprendidas entre 18 y 109 años, se les extrajo una serie de muestras de sangre y se monitorizaron sus eventos de salud. Los investigadores analizaron un grupo de 226 llamados metabolitos, o subproductos de elementos que varias células y tejidos del cuerpo vierten en el torrente sanguíneo para su circulación y eliminación.

Con esta suerte de colección de marcadores, el equipo redujo la lista a 14 que determinaron que juntos podrían, y junto con el sexo de la persona, proporcionar una imagen bastante buena del riesgo para la salud de cada persona y, por asociación, su riesgo de morir en el próximo cinco a 10 años.

Las conclusiones fueron posibles gracias a la comparación entre los que murieron durante el estudio con los que no lo hicieron y aislando qué agentes en su sangre diferían en cantidades estadísticamente significativas. El vínculo entre los 14 factores finales y la mortalidad se mantuvo fuerte incluso después de que los científicos tomaron en cuenta los posibles factores de confusión que también afectan la supervivencia, como la edad, el sexo y la causa de la muerte.

Uso en el día a día

Quizás, aún es pronto para un uso masivo de este test de sangre que nos dirá cuánto vamos a vivir y casi el cómo. Tanto Deelen como Slagboom subrayan que la prueba todavía no está lo suficientemente afinada para que los médicos la utilicen a diario con sus pacientes, pero que establece una base para uno en el futuro.

Sin embargo, abre la puerta a que se constituya como una prueba en los pacientes de edad avanzada en los que es más útil al principio para evaluarlos y orientar las decisiones de tratamiento, ya que los 14 metabolitos representan una variedad de procesos que incluyen la descomposición de la grasa y la glucosa, la inflamación y el equilibrio de líquidos en el cuerpo, que afectan una variedad de dolencias crónicas , así como la capacidad de una persona para recuperarse de una enfermedad o lesión.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs