¿Qué debes comer para aprobar tus exámenes?

El cerebro absorbe hasta el 20% de la energía que aportan los alimentos y lo que comemos tiene una influencia directa en nuestro rendimiento.

  • Tu alimentación influye en tu rendimiento intelectual
    Tu alimentación influye en tu rendimiento intelectual /

    Archivo

Tiempo de lectura 4 min.

23 de mayo de 2019. 08:32h

Comentada
E. Lunar 23/5/2019

ETIQUETAS

La correcta elección de alimentos previo al momento de rendir en un examen es esencial para nuestra óptima concentración en esos días en los que el cerebro es exigido al máximo. Comer ciertos nutrientes específicos puede ayudar a agudizar la memoria, mejorar el humor de una persona y a mantener la mente activa.

Debemos asegurar determinados nutrientes a nuestros organismos como la Vitamina B y E, las Sales minerales (potasio, magnesio y zinc) y oligoelementos (litio, silicio, selenio y cromo), así como no olvidar los hidratos de carbono. Todo ello influirá positivamente en el aumento de la capacidad de concentración, memoria y rendimiento intelectual.

Por ejemplo, debes tener en cuenta que la carne magra y las verduras de hoja pueden ayudar a mantenerte concentrado y alerta. Los plátanos también son excelentes alimentos para el cerebro, que deberías comer antes de hacer un examen. Otro alimento esencial son los huevos: tienen aminoácidos fundamentales para el cerebro que el cuerpo no puede producir de manera natural. Se localizan especialmente en la yema, que tiene colina y luteína, elementos que favorecen la memoria, el razonamiento y otras funciones cognitivas.

Un poco de chocolate todos los días también es un buen aporte energético, y según estudios de la Universidad de Bradford, durante la época de exámenes ayuda a reducir el nivel de estrés. El hambre entre horas se puede combatir con frutos secos debido a su alto contenido en Vitamina B, tanto es así, que en Alemania se conoce a los anacardos como la comida de los estudiantes.

La plataforma de comida a domicilio Just Eat ofrece cinco consejos básicos para estar a tope. Estas son las claves de tu "Dieta de Exámenes":

1. ¡Comienza el día con energía! Dedícate un desayuno completo. Mantener un nivel de glucosa adecuado repercutirá de forma positiva en tu concentración, rendimiento y memoria.

2. Come 5 o 6 veces al día. Es un hecho probado que debido al continuo desgaste de energía producido por las horas de estudio a uno le invade esa sensación de hambre o vacío tan común cuando se estudia en casa. No intentes darle esquinazo porque al final lo único que conseguirás es desconcentrarte. En su lugar, aprovecha el “momento kit kat” para saciar tu apetito comiendo algunos frutos secos, batidos, yogures o frutas. Bollería industrial NO, golosinas NO, snacks NO.

3. No “malcomas” o mejor dicho, no “speed comas”. Las comidas principales son sagradas y no debes sustituirlas por comida rápida como pizzas, hamburguesas, bocatas. Deja este tipo de comida para el fin de semana y pásate a la dieta mediterránea.

4. “Si estudias, bebe”. ¡Pero no cualquier cosa, claro! Agua por un tubo para estar hidratado, pero si te apetece algo con más consistencia toma zumos naturales o infusiones. Serán el sustituto perfecto de bebidas azucaradas con o sin gas o de bebidas con cafeína. Este tipo de bebidas nos ayudan a mantenernos despiertos pero también provocan nerviosismo y dificultan el descanso.

5. Chocolate SI: “la excepción con azúcar que confirma la regla”. Abusar de los alimentos azucarados no es bueno. Sin embargo, según estudios realizados por la universidad de Bradford comer chocolate durante la época de exámenes ayuda a reducir el nivel de estrés. Así que un poquito de chocolate todos los días nos aportará la energía suficiente para sentirnos a tope y no tirar la toalla.

Últimas noticias