Dos millones de españolas padecen endometriosis

Esta patología, que se encuentra presente en el 10% de las mujeres de este país, aumenta el riesgo de incremento de cáncer 1,3 puntos

  • Mujer con dolor abdominal | Dreamstime
    Mujer con dolor abdominal | Dreamstime

Tiempo de lectura 4 min.

14 de marzo de 2019. 19:35h

Comentada
Ignacio Regalado.  14/3/2019

Hoy, 14 de marzo, se celebra el Día Mundial de la Endometriosis. Esta enfermedad se caracteriza por la presencia de tejido endometrial fuera del útero. Normalmente, se halla en la zona pélvica pero también se puede encontrar en la piel o en los pulmones. Se estima que en España, una de cada diez mujeres, dos millones, en edad reproductiva, la padece en distinto grado. Asimismo, entre la población infértil, alcanza un 35%. Hay afectadas que no tienen constancia de ello.

Síntomas

Como señala Javier de Santiago, jefe del Servicio de Ginecología Oncológica de MD Anderson Cancer Center Madrid, “en los casos de endometriosis profunda, el endometrio tiene capacidad de invadir el peritoneo de la zona de la pelvis, fijarse y producir fibrosis, inflamación y, por tanto, dolor pélvico”. Del mismo modo, subraya que «es la causa de la esterilidad en el 40-50% de las mujeres».

Algunos de los síntomas serían dolor pélvico y/o cólico antes y después del periodo menstrual, abdominal o pélvico durante la ovulación, lumbar y después de mantener relaciones sexuales.

La primera toma de contacto suele ser médica, con la prescripción de anticonceptivos orales. No obstante, existe la opción de que sea necesaria una intervención quirúrgica. Tal y como informa De Santiago, “un 15% de las pacientes recurre tras una cirugía adecuada. Eso sí, se eleva hasta el 80% si la operación no ha salido correctamente”. Insiste en la necesidad de que sea llevada a cabo por un experto. Aún así, recomienda una segunda opinión.

¿Por qué se produce?

El ginecólogo explica que “la sangre menstrual, además de ser expulsada por el cuello del útero también sucede hacia atrás por las trompas de Falopio, lo que se conoce como menstruación retrógrada. Eso provoca que se produzcan implantes en los ovarios o el peritoneo”. La endometriosis afecta a mujeres que se encuentran en edad fértil. Conviene desterrar el falso mito de que “se cura” con el embarazo. “Los implantes pueden atrofiarse de 12 a 18 meses en los que se halla sin actividad hormonal (embarazo más lactancia). El dolor se alivia pero jamás desaparecerá. No es curativa”, destaca el experto. Respalda la argumentación Victoria Verdú, coordinadora de Ginecología de la Clínica Ginefiv, “a pesar de los avances médicos, esta enfermedad no tiene cura ni se conoce su causa, tan sólo se emplean fármacos antiinflamatorios para aliviar los fuertes dolores que produce, siendo la última solución la cirugía, donde por vía laparoscópica, se eliminan los tejidos dañados”. Los datos muestran que la posibilidad de quedarse embarazada, en mujeres sanas, es del 15-20% por cada ciclo menstrual. Sin embargo, aquellas mujeres con endometriosis se encuentran en torno al 2-10%.

Relación entre el cáncer y la endometrosis

No existe evidencia para afirmar que la endometriosis aumenta el riesgo de cáncer. Pero sí se aprecia una asociación epidemológica con el cáncer de ovario, el melanoma, forma de cáncer de piel y el linfoma de Hodgkin, cáncer del sistema inmunitario. Hay dos tipos: linfoma de Hodgkin clásico y linfoma de Hodgkin ganglionar con predominio de linfocitos.

De Santiago prosigue, “existen dos tipos de cáncer de ovario, el de células claras y el seroso de bajo grado, cuyo riesgo de desarrollo es de 1,3 puntos más en las pacientes con endometriosis. Una cifra que es baja pero implica algo de riesgo”. También se debe prestar atención con las receptoras de óvulos. En el 10% de los casos padecen endometriosis.

El diagnóstico de la endometriosis suele demorarse una media de 8 años y causa problemas psicológicos, además de dificultar el acceso a las técnicas de preservación de la fertilidad, como la vitrificación de óvulos, donde la edad de la mujer es primordial. Por ello, los médicos deben seguir de cerca el estado de sus pacientes. Para finalizar, apunta el médico que “los tumores de ovario se diagnostican de forma tardía tres de cada cuatro veces debido a que se desarrolla de manera muy rápida. Por ello, al tener un mayor control sobre ellas, se les puede dar un mejor pronóstico”.

Últimas noticias