• 1

El déficit es mal compañero para la Sanidad

El Gobierno eleva los objetivos sin haber efectuado una verdadera reforma del sistema sanitario

  • La Ministra de Sanidad Carmen Montón / J.Fdez-Largo
    La Ministra de Sanidad Carmen Montón / J.Fdez-Largo

Tiempo de lectura 2 min.

01 de agosto de 2018. 17:49h

Comentada
1/8/2018

Lejos de lo que puede parecer a simple vista, la elevación del objetivo de déficit para las comunidades que el Gobierno ha logrado sacar adelante en el Consejo de Política Fiscal y Financiera constituye una mala noticia para la Sanidad. En principio, la relajación de la meta proporciona fondos adicionales a las autonomías. Y lo hace, además, en un momento en el que crece la recaudación de impuestos por mor de la recuperación económica. Pero un incremento del déficit aboca tarde o temprano a las autonomías a más deuda, lo que termina volviéndose en contra de la misma Sanidad a la que parece en principio beneficiar. Un simple vistazo al pasado sirve para comprobar el esfuerzo que tuvieron que hacer las regiones para reducir el desajuste presupuestario durante la crisis. Esfuerzo producido tras años de dispendio causado, precisamente, porque el anterior Gobierno del PSOE decidió levantar el pie en el cumplimiento de los objetivos de estabilidad. El pasado nos muestra también que más gasto no equivale a mejores servicios, y el hecho de que se abra ahora la espita del mismo cerrará en falso unos años en los que las administraciones, pese al esfuerzo ahorrativo, no han hecho bien los deberes. De hecho, España ha salido de la crisis sin aprobar una reforma de la Sanidad, lo que equivale a decir que apenas ha profundizado en medidas de ahorro para ganar eficiencia y frenar los focos de despilfarro.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs