• 1

El doctor Cavadas reimplanta a un marine de EEUU la mano que se amputó en un submarino

La extremidad estuvo más de 10 horas amputada del cuerpo

  • El doctor Pedro Cavadas, posa junto al marine estadounidense que sufrió un accidente en un submarino y al que consiguió reimplantarle la mano
    El doctor Pedro Cavadas, posa junto al marine estadounidense que sufrió un accidente en un submarino y al que consiguió reimplantarle la mano / Efe

Tiempo de lectura 4 min.

05 de mayo de 2018. 06:21h

Comentada
F. de Miguel.  4/5/2018

El equipo del doctor Pedro Cavadas ha reimplantado la mano derecha a un marine de 21 años, que la perdió a consecuencia de un accidente en un submarino de los EE UU, cuando navegaban a 70 millas de Cartagena y que, al tardar cerca de 10 horas en llegar al Hospital de Manises, requirió de una modificación en la técnica para poder hacerse la intervención.

Cavadas ha ofrecido este viernes una rueda de prensa, junto al almirante James Foggo, comandante de las US Naval Forces en Europa, y el capitán Mike McGinnis, doctor de la US Navy, para explicar los detalles de esta intervención. El marine recibió el alta del 10 de abril y se recupera ya en Estados Unidos.

El marine sufrió el "catastrófico accidente" el 27 de marzo en la nave de la Sexta Flota de EEUU situada a 70 millas de la costa de Cartagena y tras recibir una atención de emergencia fue trasladado en barco hasta la costa y posteriormente en helicóptero al hospital valenciano, donde llegó sobre las 4:30 horas de la madrugada del día 28, informa Efe.

La intervención, explicada hoy en rueda de prensa por Pedro Cavadas, duró cerca de cinco horas y, según el cirujano, lo que ha hecho "peculiar" el caso es el tiempo que pasó desde el accidente hasta la llegada al Hospital, que fueron más de 10 horas de falta de riego sanguíneo de la mano, lo que significa "mucho tiempo de isquemia".

Esto requirió hacer una modificación en la técnica para que la mano tuviera riego sanguíneo provisional antes de empezar el reimplante, ha dicho Cavadas, quien ha señalado que el hecho de que la amputación fuera a nivel de la muñeca es la "mas favorable y una buena indicación para el reimplante"

El doctor Cavadas reimplanta a un marine de EEUU la mano que se amputó en un submarino

El reimplante de la mano se realizó a nivel de radio y cubito distal y precisó de microcirugia y cirugía reconstructiva, así como un injerto de piel tomado del miembro inferior derecho.

"Da gusto operar a un soldado porque todo le viene bien, no tiene dolor, no le molesta nada. No me importaría realizar intervenciones a pacientes tan colaborativos y fáciles de manejar", ha señalado Cavadas, quien ha explicado que tras dos semanas en Manises fue trasladado un hospital militar en EEUU donde se recupera.

Cavadas confía en que el paciente, que recibió el alta el 10 de abril, recupere una funcionalidad de la mano "cercana a la normalidad".

Durante el acto, el comandante de la US Naval Forces en Europa, el almirante James Foggo ha entregado diplomas de agradecimiento al equipo de cirugía reconstructiva de Cavadas y al cirujano le ha impuesto una condecoración y le ha regalado un libro de la Fundación El legado.

Foggo ha destacado que esta intervención fue posible gracias a la "rápida intervención, habilidad y profesionalidad" de todos los que participaron. En primer lugar, Salvamento Marítimo que rescató al herido y lo trasladó a tierra donde un helicóptero lo evacuó al Hospital de Manises.

Según Foggo, el equipo de Cavadas fue avisado a las 4.30 horas de la madrugada del 28 de marzo "y en 20 minutos llegaron al hospital con una sonrisa. Esto es emocionante", y ha subrayado que el equipo ha realizado una "cirugía milagrosa" y ha hecho posible que el marine "pueda volver a usar su extremidad".

Además, ha trasladado un mensaje del marine herido al equipo médico: "gracias a Cavadas por la operación. No podría haber tenido un mejor equipo de cirujanos".

Por su parte, el capitán Mike McGinnis, doctor de la US Navy, comandante de las US Naval Forces en Europa, ha incidido en que la "gran profesionalidad" del equipo de rescate permitió "ahorrar un tiempo" esencial para poder practicar el reimplante. Además, ha destacado que hace poco visitó al herido y que fue "muy emocionante" para él y sus compañeros poder verlo decir hola "otra vez".

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs