Publicidad
Publicidad
Salud

El «reloj biológico» protege más el corazón de las mujeres

El denominado «reloj biológico», que viene marcado por los ritmos circadianos del organismo, funciona diferente en hombres y mujeres.

Publicidad

El denominado «reloj biológico», que viene marcado por los ritmos circadianos del organismo, funciona diferente en hombres y mujeres. En este sentido, se ha descubierto que las protege más a ellas de sufrir determinadas enfermedades cardiacas, tal y como ha puesto de manifiesto un estudio llevado a cabo por investigadores estadounidenses y que ha sido publicado en el «American Journal of Physiology-Regulatory, Integrative and Comparative Physiology».

El reloj circadiano es el encargado de organizar las actividades corporales durante un período de 24 horas y contribuye a las variaciones normales en la presión arterial y la función cardiaca a lo largo del día. En la mayoría de los seres humanos sanos, la presión arterial desciende por la noche. Las personas que no experimentan esta caída temporal tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad cardiaca. En este sentido, el reloj circadiano está formado por cuatro proteínas principales (codificadas por «genes de reloj») que regulan cerca de la mitad de todos los genes en el cuerpo, incluidos los que regulan la presión arterial.

¿Por qué?

Publicidad

En los trabajos científicos que se realizaron con anterioridad se demostró que los ratones machos a los que les falta uno de los cuatro genes de reloj (PER1) tienen un mayor riesgo de enfermedad cardiaca y renal. Ante esto, el nuevo equipo de investigación estudió la respuesta circadiana y la presión arterial de ratones hembra que carecen de PER1 y los comparó con un grupo de control femenino sano. De esta forma, observaron que la falta de PER1 actúa de manera diferente en hombres y mujeres. Unos hallazgos consistentes con los estudios elaborados que muestran que las mujeres premenopáusicas tienen menos probabilidades de no ser pacientes que los hombres de la misma edad. «Este estudio representa un paso importante para comprender las diferencias de sexo en la regulación de la función cardiovascular mediante el reloj circadiano», han zanjado los expertos.

Sin embargo, la percepción de que el infarto y otros eventos relacionados con la salud cardiovascular son cosa de hombres permanece presente en la mayoría de la sociedad. «La realidad es que las enfermedades cardiacas son la primera causa de muerte en las mujeres», asegura la doctora Paola Beltrán, coordinadora del Grupo de Trabajo de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) Mujeres en Cardiología. Por eso es necesario que las mujeres conozcan que ellas también son vulnerables a la enfermedad cardiovascular.