Enrique Ruiz se merece repetir en el cargo

  • Enrique Ruiz se merece repetir en el cargo

Tiempo de lectura 2 min.

03 de junio de 2019. 18:28h

Comentada
Sergio Alonso 3/6/2019

ETIQUETAS

Enrique Ruiz ha sido un buen consejero de Salud. Muy bueno, diría yo. Y eso que cuando llegó al cargo no lo tenía nada fácil. Su antecesor Jesús Sánchez Martos, dicharachero, locuaz, voluntarioso y terco como pocos, no terminó de cuajar. La Consejería estaba hecha unos zorros, había conato de desbandada de altos cargos con alguna fuga sonada y los gerentes se encontraban desesperados. Eran tiempos en los que podían perder sus sillas por el tweet quejoso del familiar de un paciente. Ruiz apaciguó los ánimos, dio libertad a los expertos y trató de devolver la Consejería al camino de la moderación. A fe que lo logró. Externamente, el consejero tampoco se encontró un sector pacificado, sino todo lo contrario. Durante años, la izquierda colonizó organizaciones sanitarias desde las que atizar luego al PP en Madrid. La clásica era la Fadsp, pero otras protagonizaron un importante giro contra la derecha. Entre ellas figuran Amyts y sociedades salubristas, estudiantiles y de otras especialidades como primaria. Ruiz fue hábil y logró frenar los intentos de rebelión de algunas. Hasta el Colegio de Médicos estuvo más moderado de lo que se presuponía durante las elecciones bajo el mandato de Sánchez Chillón. Pese a que la izquierda buscó todo tipo de vueltas, al final sólo pudo atizar en Sanidad con el falso fantasma de la privatización. Un clásico. Ruiz ha sido un consejero prudente y sensato. Sin duda, merece repetir.

Últimas noticias