España tendrá el primer acelerador de protones Hitachi de Europa

La Clínica Universidad de Navarra construye en Madrid una pionera Unidad de Protonterapia

  • La Unidad de Protonterapia estará en funcionamiento en el año 2020
    La Unidad de Protonterapia estará en funcionamiento en el año 2020

Tiempo de lectura 4 min.

20 de noviembre de 2018. 18:06h

Comentada
Raquel Bonilla Madrid. 20/11/2018

ETIQUETAS

España está entre los países más desarrollados del mundo en Medicina, de ahí que no haya dejado escapar el tren de la protonterapia, la técnica más avanzada en radioterapia externa de precisión. Prueba de ello es que la Clínica Universidad de Navarra construye en su campus de Madrid una pionera Unidad de Terapia de Protones, que comenzará a tratar pacientes en el primer trimestre del año 2020, y que supone una inversión de 40 millones de euros.

La gran novedad de este desarrollo es que la unidad incorpora, por primera vez en Europa, un equipo de tecnología Hitachi, lo que convertirá a España en líder europeo con la tecnología más avanzada. «La apuesta por Hitachi viene avalada por su presencia en 27 centros académicos, entre los que se encuentran referentes internacionales en el tratamiento del cáncer como Clínica Mayoo el Hospital Universitario de Hokkaido, en Japón», explica Diego Azcona, del departamento de Radiofísica y Protección radiológica de la Clínica Universidad de Navarra, quien hace hincapié en que la gran diferencia de este sistema es que «el equipamiento del Hitachi incorpora como acelerador de partículas un sincrotrón, el más moderno disponible actualmente y mucho más eficiente energéticamente que el ciclotrón, ya que produce mucha menos radiación indeseada. En concreto, el sincrotrón permite acelerar el haz de protones justo hasta la energía requerida para el tumor de cada paciente de forma individualizada, mientras que otros sistemas implican un proceso de “frenado” o degradación del haz, mediante filtros artificiales, resultante en la producción de neutrones propia de la radioterapia convencional». Y eso no es todo, ya que, según detalla Azcona, «Hitachi tiene un sistema único que permite la aplicación de tumores en movimiento, que es algo muy complicado cuando se trabaja con protonterapia. En este caso, aunque el tumor se mueva, esta tecnología hace posible seguir al tumor cuando, por ejemplo, el paciente respira».

Con la incorporación de esta nueva tecnología, Clínica Universidad de Navarra da un importante impulso a su estrategia de innovación asistencial en el campo de la Oncología. Pero, tal y como confirma Felipe Calvo, jefe del departamento de Oncología Radioterápica y encargado de liderar la Unidad de Protonterapia, «con este equipamiento, la Clínica refuerza su proyecto universitario, hasta el punto de que me gusta hablar de protones académicos, pues no tiene sentido basar esta gran inversión sólo en el uso básico, sino que nos abre las puertas para potenciar la investigación, la docencia y la transferencia de conocimiento en el ámbito de la Oncología, la radiobiología y la física de radiaciones más avanzada, sobre todo mirando hacia Latinoamérica y al norte de África».

Más allá de la investigación, «esta unidad será un lugar de referencia para todos los pacientes oncológicos españoles», asegura Calvo, quien subraya que «vamos a poner todo nuestro esfuerzo en lanzar puentes y ser proactivos para ofrecer a las comunidades autónomas y a los diferentes hospitales de nuestro país poder trabajar en común y compartir pacientes. Vamos a poner a disposición de todo el que lo necesite esta terapia de protones, porque la telemedicina nos lo permite».

Últimas noticias