Humanizar el Sistema Nacional de Salud

  • La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo / Foto: Efe
    La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo / Foto: Efe
Político y médico.

Tiempo de lectura 2 min.

11 de diciembre de 2018. 19:39h

Comentada
Mario Mingo.  Político y médico. 11/12/2018

Nuestras necesidades en salud, las de todos, evolucionan de forma constante. Son cada vez mayores y más complejas, por lo que la adaptación del Sistema Nacional de Salud (SNS) ha de ser permanente para hacer posible una asistencia adecuada dónde, cómo y cuándo la precisemos. Las nuevas tecnologías, las innovaciones terapéuticas, la organización del modelo, la actualización de las infraestructuras... Todo ha de progresar periódicamente para garantizar calidad y seguridad en la asistencia, y esta dinamización ha de procurarse desde un trato más cercano, más empático y más familiar y afable que mitigue la fragilidad y la vulnerabilidad propias de los procesos de enfermedad desde el refuerzo de la dignidad del enfermo y de sus allegados.

Iniciativas impulsadas por el Ministerio de Sanidad en los últimos años como la Red de Escuelas de Salud para la Ciudadanía, el plan de medicina de precisión o el acuerdo marco suscrito con la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, así como las buenas prácticas y las experiencias de éxito cosechadas en las Comunidades Autónomas, especialmente en la de Madrid desde el año 2016, han de servir de plataforma sobre la que diseñar e implementar una estrategia de humanización del SNS.

Esta estrategia ha de ser prioritaria para el actual Gobierno y ser llevada a la práctica cuanto antes para hacer posible una prestación integral y personalizada que haga copartícipes y corresponsables a los pacientes, que tenga presentes las carencias clínicas, biológicas, sociales, emocionales y psicológicas de cada persona, y que propicie un entorno asistencial armonioso y agradable.

El envejecimiento, la cronicidad, la pluripatología, la dependencia... que caracterizan a la sociedad española actual exigen cada día más un abordaje integral, personalizado y humanizado, y lo requieren y requerirán en todo el país desde la colaboración entre las administraciones, las sociedades científicas y, especialmente, las asociaciones de pacientes.

Últimas noticias