• 1

Lucas Minig: «El abordaje multidisciplinar del cáncer de ovario eleva la supervivencia un 40%»

Lucas Minig / Jefe del Servicio de Ginecología de la Fundación IVO

  • Lucas Minig / Foto: Kike Taberner
    Lucas Minig / Foto: Kike Taberner

Tiempo de lectura 5 min.

28 de mayo de 2018. 18:08h

Comentada
V.R.  28/5/2018

El cáncer de ovario en el segundo cáncer ginecológico más frecuente y es el más agresivo. En España, es la cuarta causa de muerte por tumor en mujeres y, aunque no resulta extremadamente habitual, cada año se diagnostican más de 3.200 nuevos casos. Más del 60 por ciento se diagnostican en fase avanzada debido a que presenta síntomas inespecíficos y todavía carece de diagnóstico precoz. El doctor Lucas Minig es el jefe del Servicio de Ginecología de la Fundación Instituto Valenciano de Oncología (IVO), una unidad que ofrece a las pacientes un tratamiento completo y coordinado entre los diferentes especialistas, lo que garantiza una atención integral e individualizada.

-¿Por qué es importante que este tipo de tumor sea tratado por equipos multidisciplinares?

-Este abordaje de características multidisciplinares nos permite tratar la enfermedad desde diferentes puntos de vista según la perspectiva de cada uno de los profesionales involucrados. Para ello, no sólo trabajamos los profesionales clásicos como ginecólogos, oncólogos médicos y radioterapeutas, o radiólogos y patólogos especializados; sino que también lo hacemos junto a biólogos moleculares, psico-oncólogos, fisioterapeutas, especialistas en cuidados paliativos, o data-manager entre otros. Por ejemplo, los numerosos estudios epidemiológicos realizados en diferentes partes del mundo han demostrado de forma consistente que cuando una paciente con cáncer de ovario recibe un tratamiento por una unidad multidisciplinar, recibe una mejor calidad de atención y tratamiento y, por consiguiente, puede extender su supervivencia en casi un 40 por ciento.

-¿Qué síntomas deberían llevar a una mujer a la consulta?

-Los principales síntomas del cáncer de ovario incluyen dolor y distensión abdominal, sensación de saciedad precoz tras las comidas o cambios en el ritmo intestinal, entre otros. Como se ve, son todos síntomas inespecíficos; es decir, que pueden ser debidos a múltiples causas más allá del tumor de ovario. Esto suele ocasionar demoras en el diagnóstico que pueden extenderse hasta los cuatro meses desde el inicio de las señales.

-¿Qué factores de riesgo existen?

-Están relacionados con la edad, ya que suele presentarse alrededor de los 55 o 60 años y haber tenido uno o más familiares de primer grado (madre, hermana, hija) o de segundo grado (abuela, tía) afectado. Además, el no haber sido madre, la herencia genética o el tener cáncer de útero, mama, colorectal o haber sufrido endometriosis son otros factores de riesgo que hay que tener muy en cuenta.

-¿Se puede prevenir?

-El cáncer de ovario es una enfermedad que se puede prevenir en ciertas circunstancias. Lo más importante, como ocurre con casi todas las patologías de las personas, es llevar una vida y una alimentación sana y saludable. Se ha demostrado que las mujeres que han tomado anticonceptivos orales durante más de cinco años tienen menos riesgo de desarrollar esta neoplasia.

-¿Qué tratamientos resultan más efectivos en la actualidad?

-El pilar más importante de tratamiento es el tipo de cirugía que se realice al momento del diagnóstico de la enfermedad. Eso cambiará todo el curso evolutivo durante los siguientes años. Aquí, lo más fundamental, es extirpar la totalidad de la enfermedad macroscópica que se encuentre durante el acto quirúrgico. A veces, más allá de quitar el útero y ovarios, también es necesario realizar cirugías sobre el diafragma e hígado, extirpar el bazo o realizar resecciones de intestino. Por eso es importante disponer de un equipo quirúrgico multidisciplinar con el adecuado nivel de entrenamiento para realizar dichos procedimientos. La cirugía siempre va acompañada de quimioterapia. En este sentido, se ha avanzado mucho en los últimos años y, al día de hoy, las pacientes ya se pueden beneficiar de tratamientos moleculares y más dirigidos que, en ciertos casos, son ya administrados por vía oral. Recientemente, el servicio de ginecología del IVO ha recibido la acreditación europea como centro de Excelencia para el tratamiento del cáncer de ovario. Esta acreditación ha sido otorgada por la European Society of Ginecological Cancer (ESGO), que tiene como objeto promover la mayor calidad asistencial en los cánceres ginecológicos en Europa.

-¿Qué significa dicha acreditación?

-A día de hoy, ESGO es la sociedad referente y la más consolidada en cáncer ginecológico a nivel mundial. Sólo la han obtenido centros seleccionados en Europa tras pasar múltiples y exigentes requerimientos de estándares de calidad en torno a dicho procedimiento quirúrgico.

-¿Por qué es tan relevante que un centro tenga este certificado?

-Casi el 80 por ciento de las pacientes se presentan con enfermedad diseminada por la cavidad abdominal al momento del diagnóstico. A veces comprometiendo el intestino, el diafragma, y el bazo, más allá del útero y ovarios. A día de hoy, la extirpación completa de la enfermedad antes del inicio de la quimioterapia ha demostrado tener los mejores resultados oncológicos. La cirugía del cáncer de ovario es tan compleja que, si bien la realizamos los ginecólogos, también requiere de la participación tanto de cirujanos generales y torácicos, como de anestesistas y enfermeras bien entrenadas. Gracias a la adecuada participación de cada uno en el momento más oportuno, pudimos alcanzar los estándares requeridos para obtener la acreditación ESGO.

-¿Qué aporta esta acreditación a la Fundación IVO?

-Por un lado, este tipo de auditorías externas de nuestra actividad clínica siempre es una excelente oportunidad para identificar posibles puntos a mejorar en los programas asistenciales. Por otro lado, es un indicador claro y objetivo de la calidad global en la atención de estas pacientes.

PERFIL

- Licenciado en Medicina por la Universidad Católica de Córdoba, Córdoba, Argentina. (1994 – 2000)

- Doctor en Medicina por la Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, Argentina (2012). Calificación: sobresaliente suma cum laude

- Jefe del Servicio de Ginecología del Instituto Valenciano de Oncología (IVO).

- Profesor de Medicina en la Universidad CEU Cardenal Herrera, Valencia, España.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs