Sarcoma: buenas noticias para uno de los tumores más mortiferos

  • Fuente: GEIS
    Fuente: GEIS

Tiempo de lectura 4 min.

01 de abril de 2019. 16:19h

Comentada
E. S. C.  1/4/2019

Los avances en el conocimiento de los sarcomas han sido vitales para la mejora de los resultados en estos pacientes. En la última década se han puesto en marcha multitud de ensayos clínicos con el objetivo de aumentar el arsenal terapéutico para esta enfermedad.

Como resultado, en 20 años se ha dado una mejoría del 50% de la mediana de supervivencia de las personas con sarcoma metastásico, lo que es debido, en gran medida, al aumento del conocimiento generado por la comunidad médica en base a su experiencia. Como apuntó Jean-Yves Blay, director del centro Léon Bérard en Lyon (Francia), y miembro de la red europea Euracan, durante el congreso «Soft Tissue Sarcoma: Evidence & Experience», «la Red Europea de Referencia (RER) fusiona el conocimiento y la experiencia de muchos profesionales médicos de diferentes países. Esto permite que los profesionales sanitarios puedan disponer de un banco de información mucho mayor donde poder comparar sus casos. Gracias a esto, es mucho más probable que los pacientes tengan un diagnóstico certero y reciban una recomendación exacta sobre el mejor tratamiento para esta enfermedad».

Los hospitales de referencia son, hoy en día, una de las principales necesidades para un abordaje óptimo del sarcoma. La elaboración de una estrategia de coordinación a nivel global de estos centros es vital para los pacientes, para que cualquier persona con un presunto diagnóstico de sarcoma pueda ser atendida en un hospital en el que poder realizar las pruebas en plenas condiciones y donde se pueda planificar el tratamiento.

Como explicó Javier Martín Broto, oncólogo del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla y líder del proyecto europeo «Selnet», el objetivo principal es «crear una red multidisciplinar de especialistas en Europa y Latinoamérica para mejorar la detección y tratamiento de los sarcomas». Así, según este especialista, «hay que hacer las cosas bien desde el minuto cero para que el paciente tenga la oportunidad de curarse».

Un futuro prometedor

En una patología tan heterogénea como el sarcoma de tejidos blandos, que abarca más de cien subtipos histológicos distintos, la integración de la genética molecular es clave para un diagnóstico preciso. La cirugía continúa siendo la columna vertebral del manejo del tumor localizado y los avances en radioterapia y quimioterapia están ayudando a mantener sus beneficios. Cuando los sarcomas son metastásicos, la terapia diferenciada por histología cobra una mayor relevancia, especialmente en los subtipos de menos frecuentes. Los expertos reunidos en el congreso insistieron en el deber de considerar terapias sistémicas activas incluso en pacientes pre-tratados, siempre y cuando éstos puedan y deseen recibir dicho tratamiento. Por último, se describió un futuro prometedor con fármacos en investigación que, sin duda, ayudarán a continuar mejorando el pronóstico de los pacientes con sarcoma de tejidos blandos.

Últimas noticias