Una beca para estudiar los cambios celulares que deja el VIH

Gilead destina 900.000 euros en becas para financiar 21 proyectos de I+D+i biomédica en las áreas terapéuticas de VIH/sida, enfermedades hepáticas y Hemato-oncología

  • Un total de 21 proyectos han sido los seleccionados en la VI edición de las Becas Gilead a la Investigación Biomédica 2018
    Un total de 21 proyectos han sido los seleccionados en la VI edición de las Becas Gilead a la Investigación Biomédica 2018

Tiempo de lectura 4 min.

27 de noviembre de 2018. 16:16h

Comentada
Eva S. Corada Madrid. 27/11/2018

Cuando una célula ha sido infectada por el VIH genera cambios en la misma que quedan establecidos como una «huella» o un «trauma celular» del paso del virus. Una hipótesis «aventurada –señala José Alcamí, director del Unidad de Inmunopatología del Sida del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII)– pero que puede aportar nuevas claves para comprender la interacción entre el VIH y las células infectadas». Para ello «aplicaremos la tecnología transcriptómica más potente que existe en la actualidad, la secuenciación del transcriptoma, es decir, caracterizar la expresión de genes en una única célula. Esta tecnología ya ha sido incorporada al grupo y la aplicaremos a este proyecto».

Lo que pretenden demostrar con ello es, explica el experto, que en aquellas células en que existe una expresión parcial o a muy bajo nivel del VIH «se producen cambios reactivos a la infección que nos permite identificar estos reservorios virales. Esperamos encontrar que la infección a bajo nivel induce determinados genes de la célula y, una vez identificados, seleccionaremos aquellas células que los expresan. Y que el reservorio del VIH, el gran obstáculo para conseguir la cura de la infección exprese en una proporción muy elevada estos marcadores, lo que nos permitiría identificarlos e intentar su destrucción de manera selectiva».

La confirmación –o desestimación– de esta hipótesis tendrá lugar gracias a una de las becas otorgadas por la compañía farmacéutica Gilead, sin la cual el estudio estaría paralizado por falta de financiación. «La ayuda recibida de Gilead nos permitirá iniciar el proyecto y esperamos que generar datos preliminares lo suficientemente sólidos como para poder conseguir la financiación que el trabajo necesita», continúa Alcamí.

Como éste, otros de 20 proyectos en las áreas terapéuticas de VIH, enfermedades hepáticas y Hemato-oncología han sido los seleccionados en la VI edición de las Becas Gilead a la Investigación Biomédica 2018 que fueron entregadas esta semana. Además, el programa cuenta con la colaboración y respaldo de las principales sociedades científicas de VIH, enfermedades hepáticas y Hematología y Hemoterapia.

La colaboración público-privada en proyectos como el del ISCIII es de gran importancia debido al grave deficit de inversión en Ciencia de nuestro país «por una reducción de los presupuestos públicos, pero la inversión privada tampoco alcanza los estándares de otros países europeos. Existe financiación entre otras entidades privadas (bancos, fundaciones) pero se echa en falta iniciativas semejantes a estas becas a la investigación biomédica en un abanico más amplio de empresas farmacéuticas y biotecnológicas», asegura Alcamí.

VI edición

Para la convocatoria de este año se han destinado 900.000 euros, lo que supone un total de 4,8 millones de euros en las seis ediciones, lo que le convierte en uno de los principales certámenes de investigación en nuestro país. A lo largo de estos años, se han financiado 106 proyectos de 13 regiones distintas: «Para Gilead, esta iniciativa representa nuestra apuesta y compromiso con la investigación en nuestro país. Uno de los aspectos más destacados es que estas becas son una muestra del talento y la diversidad de nuestro sistema nacional de salud», subraya María Río, vicepresidenta y directora general de Gilead en España. En estos seis años se han presentado más de 400 proyectos, lo que supone una muestra del interés de este certamen.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs