Varicela, la vacuna vuelve a la farmacia

El Ministerio de Sanidad podría autorizar en breve el desembarco en las boticas de las moléculas que cortarán el paso del virus entre los más pequeños. El próximo Consejo Interterritorial de mayo dará luz verde a esta medida, tras el informe favorable de la Ponencia de Vacunas

  • Varicela, la vacuna vuelve a la farmacia
Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

28 de abril de 2015. 11:43h

Comentada
Madrid. 28/4/2015

La vacuna de la varicela volverá a las farmacias. Una buena noticia para todos aquellos padres que se mostraban preocupados por la ausencia de inmunización contra el virus para sus pequeños, incluso en las boticas. A falta de la ratificación en el Consejo Interterritorial del próximo 11 de mayo, ya se ha redactado el documento, la «Ponencia de Vacunas», en el que se sientan las bases para devolver la vacuna contra la varicela a las farmacias. Fuentes del Ministerio han confirmado a A Tu Salud que se ha previsto dar este paso. La recomendación serían dos dosis, una para niños de 12 meses y otra a los tres años, de recuerdo.

Esta buena nueva vendría a complacer también a los pediatras, ya que la presidenta de la Asociación Española de Pediatras de Atención Primaria (Aepap), Begoña Domínguez, declaraba hace una semana que esperaba «como agua de mayo» que el Ministerio de Sanidad autorizase la vacuna de la varicela y que pudiera ser suministrada a los bebés de 12 meses. En el marco del Día Nacional de la Atención Primaria, Domínguez manifestó que para los pediatras ésa es la opción «realmente buena», porque los niños están expuestos al microorganismo cada vez a edades más tempranas. Justo entonces, en ese mismo acto, el director general de Ordenación Profesional del Ministerio, Carlos Jesús Moreno, según Domínguez, le había revelado que «es posible» que en un «corto espacio de tiempo» se pueda concretar si, por lo menos, la vacuna pueda estar disponible en las farmacias, ya que, por el momento, no se puede adquirir.

Cambio de rumbo

Con la llegada del nuevo inquilino de Sanidad se percibió ya cierta predisponibilidad, primero al diálogo y, después, a que se llegase a algún tipo de consenso. Así, hace poco más de un mes, Alfonso Alonso abría la puerta a «discutir» la posibilidad de volver a administrar la vacuna de la varicela en edades tempranas e incluirla en el calendario vacunal, en unas declaraciones que hizo durante su visita al Centro de Referencia Estatal de Atención al Daño Cerebral (Ceadac). En aquel momento, Alonso se mostró partidario de tomar una decisión global, y se mostraba contundente al manifestar que «o se vacuna a todos o se procura que todos pasen la varicela antes de los 12 años. Lo que no se puede es hacer las cosas a medias, porque no podríamos controlar bien el grado de inmunización que se adquiere respecto de la enfermedad».

Bien es cierto que el ministro descartó que la no inclusión de la vacuna fuera por términos económicos, es decir, por culpa de los recortes. La decisión se tomó en base a estudios, que ellos tenían, que no recomendaban la vacuna en menores de 12 años, lo que provocaba una falta de consenso científico entre epidemiólogos y pediatras. «No es un problema económico, es un problema de construir un consenso científico respecto a cómo ha de ponerse esta vacuna, que es a partir de los 12 años. Pero esta decisión podría cambiar», declaraba Alonso en una entrevista en Onda Cero. Además, añadió el problema que había generado el desabastecimiento en las farmacias: «Esta vacuna no se puede comprar en las farmacias, al contrario de lo que ocurre en otros países europeos, lo que genera que haya familias que las compran en otros sitios y se las traen aquí. Esto genera una situación un tanto extraña». Algo que ya denunciaban los pediatras cuando empezó la «alarma social».

Esta medida podrá servir de freno, de algún modo, al aumento del número de casos, ya que hubo 18.776 en 2014, lo que supone un ascenso del 13 por ciento desde que se restringiera su suministro a uso hospitalario. «No hay duda de que la vacunación infantil frente a la varicela tiene un impacto extraordinario sobre la enfermedad en todos los grupos de edad e incluso en los niños que no han sido vacunados», argumenta Domínguez. La presidenta de la Aepap explicaba en el XII Curso de Actualización en Pediatría que, si bien la varicela es una enfermedad habitualmente leve, «no quiere decir que no se puedan dar complicaciones e incluso mortalidad». Por su parte, Amós García Rojas, presidente de la Asociación Española de Vacunas, manifiesta que «los estudios epidemiológicos disponibles constatan que la incidencia de la enfermedad es muy elevada en la infancia, mientras que los ingresos hospitalarios y la mortalidad son superiores en los mayores de 14 años. La vacunación universal en la infancia modificaría la epidemiología de la varicela, disminuyendo de manera drástica el número de casos», y añade que «la llegada de la vacuna a las farmacias no va a impedir que se sigan dando casos de la enfermedad, ya que no se la va a poner todo el mundo. Pero también es lógico pensar que, al haber un sector de la población protegida, se tiene que dar un menor número de casos».

El director de la Cátedra de Investigación en Vacunas de la Universidad Rey Juan Carlos, Ángel Gil de Miguel, declaró recientemente que cuando las comunidades autónomas introdujeron la vacunación en su calendario se redujeron las tasas de contagio. «El ejemplo de Navarra, con dos dosis, es claro: la incidencia ha bajado en casi un 99 por ciento; también en Madrid, donde se vacuna con una dosis, los resultados han sido muy altos», apuntaba Gil.

Recomendaciones

La llegada de la primera dosis a los 12 meses y el recuerdo a los tres años resulta clave, como destacan los pediatras. «Antes, la varicela la teníamos a partir de los cinco o seis años, cuando se escolarizaban; ahora, acuden a escuelas infantiles muy tempranamente, con lo que los niños a los seis y siete meses ya están expuestos a la varicela porque se contagian entre ellos», concluía la presidenta de la Aepap. Así, «si lo que se pretende es impactar solamente sobre las formas más graves de la enfermedad, al aumentar éstas con la edad, habría que vacunar en la preadolescencia con una pauta de dos dosis separadas entre sí al menos 4 semanas. Si lo que se intenta es reducir la incidencia global de la enfermedad, sí que es la pauta correcta optar por la vacuna a los 12 meses y los tres años», explica Amós García.

El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) ha publicado su última guía de vacunación de la varicela, en la que, entre otras cuestiones, defienden, que el uso universal de la vacuna en bebés permite una disminución «significativa y sostenida» de casos, sin que ello conlleve un aumento de infecciones por herpes zóster en edad adulta.

Además, precisan que es mejor implantar el uso de dos dosis en vez de una para ser más eficaz y niegan que la vacunación universal conlleve un aumento de casos de herpes zóster en población adulta. «No hay evidencia concluyente de la influencia de la vacunación contra la varicela en la epidemiología del herpes zóster », defiende el informe, que asegura además que, aunque en los países con programas de vacunación universales se ha constatado un incremento de casos, «el aumento parece preceder el inicio de estos programas».

Adiós a la búsqueda desesperada en los países vecinos

Lejos quedarán ya esos meses en los que cientos de padres españoles acudían en masa a Navarra, primero –única comunidad en la que se podía conseguir en las farmacias–, y a Portugal y Andorra, después, para conseguir una dosis para vacunar a sus hijos. En pleno siglo XXI, la imagen resulta terrible, y lleva a retrotraerse en el tiempo y pensar en los épocas en que se conseguían los productos de primera necesidad de extraperlo. Pero esta práctica, como denunciaron en su momento desde la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y de Atención Primaria (Sepeap), entraña riesgos. Cuando uno la adquiere de forma paralela al sistema de farmacia no sabe qué se puede encontrar. No se sabe si al pedirla por correo se cumplen los criterios de la cadena de frío y de conservación. Cuando se pide por internet se desconoce si es o no la verdadera y en el peor de los casos puede ocurrir que ni siquiera sea un fármaco y no tenga ningún efecto, ni bueno ni malo.

Últimas noticias