Final de Champions en Kiev: alojamiento y madridismo

  • Vista del estadio de Kiev/EFe
    Vista del estadio de Kiev/EFe

Tiempo de lectura 2 min.

10 de mayo de 2018. 10:24h

Comentada
José Aguado 10/5/2018

Mientras buscas cómo dormir para la final de Champions en Kiev, entre el Real Madrid y el Liverpool, mientras vuelves a rastrear Airbnb por quinta vez en una hora y te planteas que ese colchón en el suelo en una habitación sin agua caliente empieza a ser apetecible. Mientras te vas a Booking ya sin esperanzas de encontrar nada por debajo de 300 euros y que no esté a 200 kilómetros. Mientras desesperas porque no hay alojamiento para ver al Real Madrid en su tercera final de Champions consecutiva, te preguntas si de verdad merece la pena.

¿Qué es madridismo?, me dices mientras te pones mi camiseta blanca y vuelves a buscar algún vuelo en el para ir a Kiev (a cuatro horas) no se tarde doce horas.

Madridismo es la pareja de más de ochenta años que el sábado 26 de mayo cogerán un avión a las 4 de la mañana desde Madrid para llegar a Kiev cuatro horas después, hacer tiempo toda la mañana, todo el mediodía y el resto de la tarde, hasta que entren en el estadio, vean el partido y se vuelvan la madrugada del sábado al domingo, en el chárter, sin haber dormido, jóvenes como nunca. O sí, jóvenes como en Cardiff, como en Milán, como Lisboa, dónde han ido sin importar las horas de viaje o el cansancio. La sangre hierve con más de ochenta años.

Madridismo es quien va a venir desde el otro lado del Atlántico, sin importarle las horas de vuelo, la paliza considerable o que nadie le asegure que va a tener un colchón blandito donde dormir en Kiev. Aunque le hayan quitado, a traición y con usura, la reserva que tenía hecha y haya tenido que cambiar de planes en el último momento y dejarse la vida en el teléfono en busca de un alojamiento. Aunque, en fin, haya que dormir en el aeropuerto.

Madridismo son l@s que están buscando el modo más barato de ir hasta la capital de Ucrania y hasta dan vuelta a dar un rodeo por Estambul en busca de la mejor combinación y, sobre todo, la que no le cueste el sueldo de este mes, si es que lo tiene. Madridista es quién se está pensando ir en autobús y acabar con dolor de espalda, cansado, añorando una almohada, con ojeras, el pelo revuelto, sudor y extrañamente feliz.

Madridismo eres tú.

Pero el colchón en el suelo sin agua caliente ya lo han reservado.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas