Una primera-eterna cita: Laurent-Perrier

Los “champagneros” están de suerte. Y es que el Hotel Wellington crea lo que yo he decidido bautizar como “el rincón del champagne” o “el rincón del Laurent Perrier”. También podría ser el rincón de las ostras y, el rincón, es definitiva, del buen gusto, el silencio, las risas y la elegancia. Desde el pasado 15 de octubre hasta el 15 de enero podemos dejarnos perder a través del paladar y las emociones en lo que vendría a ser el Bar Grand Siècle del emblemático hotel ubicada en la Calle Velázquez 6.

No soy nada de vinos espumosos, pero llevo un tiempo acostumbrándome a Laurent Perrier, y lo cierto es que se ha convertido en uno de mis Champagnes preferidos. Y tuve la oportunidad de conocer esta iniciativa del Hotel Wellington de Madrid, que todos conocemos de sobra, hace unas semanas en una velada organizada por mi buena amiga María Jesús Puebla de Savoir Faire. Ahí degustamos el Laurent-Perrier Grand Siècle.

Acompañada de mi amiga la periodista Esther Vicente, aprendimos un poco más del secreto que esconde el fondo de una copa de este espumoso. Y pude concluir que la vida es lo que sucede entre copa y copa de Laurent-Perrier.

Una historia para contar y probar

“Probablemente, la naturaleza nunca dará la añada perfecta, pero el arte del ensamblaje puede permitir recrearla”, se dijo Bernard de Nonancourt cuando imaginó Grand Siècle.

Lanzado en 1959, Grand Siècle se concibió como un nuevo tipo de Champagne de prestigio, mucho más allá de los millésimes exclusivos: el ensamblaje de tres añadas complementarias, una por su estructura, otra por su refinamiento y la última por su frescura. Se elabora a partir de una selección de 11 de los 17 Grands Crus de Chardonnay y Pinot Noir de Champagne, y, antes de su degustación, permanece como mínimo ocho años en las bodegas.

Su nombre, “Grand Siècle” (Gran Siglo), hace referencia al siglo XVII, una de las época más fastas de la historia de Francia, cuando el vino de Champagne apareció por primera vez en el Château de Versailles. Bernard de Nonancourt, una vez imaginado el vino, envió diversas opciones de nombres al General Charles de Gaulle y a dos escritores, François Mauriac y Maurice Genevoix. “Y el gran Charles me contestó. Creí oír su voz al leer su mensaje “Grand Siècle, bien sûr, Nonancourt. Amitiés, Charles de Gaulle” (Grand Siècle, por supuesto, Nonancourt. Con toda mi amistad, Charles de Gaulle”).”

La botella negra con cuello de cisne está inspirada en las primeras botellas de Champagne, sopladas a boca por maestros del vidrio del siglo XVII.

La extrema exigencia en su producción hace que, desde 1959, sólo 20 cuvées de Grand Siècle se han comercializado. Michel Fauconnet, actual Jefe de Bodega de la Maison, es hoy el garante del Estilo Grand Siècle.

Sobre el vino...

Se trata de un ensamblaje de Chardonnay 55% y Pinot Noir 45%. Selección de 11 de los 17 Grands Crus de Pinot Noir (Ambonnay, Bouzy y Mailly) y de Chardonnay (Avize, Cramant y Le Mesnil-sur-Oger). Cuenta con un envejecimiento de 8 años. En lenguaje de emociones, es un espumoso “silencioso, sofisticado y amigable”. Perfecto para una primera gran cita. Amorosa o profesional.