Suquet de pescadores de rape y gambas

Este es un guiso típico de pescadores. En este caso, es la receta de los pescadores de la zona de la Costa Brava de España. Hay que situarse años atrás para apreciar con sinceridad esta receta. Eran momentos pobres y todo el mundo comía con lo que podía. Los pescadores cocinaban a bordo con los pescados y mariscos que no lograban vender por que no eran apreciados. Las gambas, aunque parezca mentira, no eran comerciales y ellos las aprovechaban en muchos casos para sus comidas. Como anécdota, te cuento que en muchos hogares de pescadores, eran tantas las gambas que tenían porque no las vendían que incluso se hacían bocadillos de las mismas (peladas por supuesto) para sacarlas partido.

Como te digo, este es un guiso que se elaboraba con muy pocos ingredientes y así te lo relato. Una base de patatas (para que cundiera), unos ajos (para dar sabor) y el pescado / marisco que en esos momentos tuvieran a mano.

Hoy, se ha ido refinando añadiendo una base de sofrito y algunos aromatizantes. Para mí, la receta que te escribo hoy es genial. Con un profundo sabor a mar y logrando unas patatas deliciosas. También hay quién (con buen criterio) lo refuerza con el caldo de la cabeza del rape o de otros pescados. Insisto, hoy la hacemos al estilo más pobre que conozco.

El nombre de “Suquet” viene derivado del catalán haciendo referencia a la acción de mojar pan en el “suc” o caldo.

INGREDIENTES (4 personas )

1 kg. de rape limpio en lomos

8 Gambas grandes

4 patatas medianas

10 dientes de ajos pelados

Aceite de oliva

Sal

ELABORACION

Pelar las gambas.

Cortar los lomos de rape en trozos de 3 x 3 cm.

Pelar las patatas.

Cortar las patatas en trozos irregulares.

Calentar el aceite en un caldero.

Saltear a fuego fuerte los trozos de rape y las gambas durante 2 minutos. Retirar y reservar.

Añadir los ajos al caldero. Dejar cocinar unos minutos.

Añadir las patatas al caldero, dar unas vueltas.

Añadir el agua (que cubra). Cocinar hasta que arranque el hervor.

Agregar los trozos de rape y gambas reservados. Rectificar de sal.

Dejar cocinar hasta que las patatas estén tiernas.

SERVICIO

Servir bien caliente en plato hondo.

MORDISQUITOS

Guardar las cabezas y pieles de las gambas para elaborar, en otro momento, una buena salsa. Puedes congelarlas para su conservación o elaborar la salsa y congelarla.

Los ajos aportarán mucho sabor al guiso. Por ello, debes cocinarlos unos minutos antes de seguir con la receta. Que no se te quemen.

El rape y las gambas no tienen que cocinarse más de 5/6 minutos, por lo que tienes que controlar la cocción de las patatas para añadirlos en el momento justo. Aquí dependerá del tipo de patata que utilices, ya sabes que hay algunas que tardan más en cocinarse.

Puedes acabar el plato con picada de ajo/perejil.