• 1

Europeístas

España es un buen lugar para empezar a reivindicar Europa. Aprender de la historia para no repetir errores y seguir manteniendo vivo un espíritu de superación continuo. Hablaremos de sostenibilidad, lo importante que son los mercados y la solidaridad, proteger a la familia moderna para que transmita valores y, todo ello, con un nuevo lenguaje más amable, inclusivo y dialogante, porque todos somos Europa y nosotros somos Europeístas.

  • Image

Día Europeo en Recuerdo a las Víctimas del Terrorismo: reforzando seguridad, defendiendo valores, construyendo juntos Europa

true

Sobre el autor

José Francisco Sigüenza, Rocío Santos, Miguel Ángel Arranz Molins, Carmen Serrano

José Francisco Sigüenza (@jfsiguenza). Estudié en Salamanca Ciencias Físicas. Oficial del Ejército del Aire, en la actualidad Capitán Reservista Voluntario. Participé en las misiones de paz de la antigua Yugoslavia y Afganistán, soy paracaidista y especialista NBQ (nuclear, biológico y químico). En la actualidad trabajo en la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Rocío Santos (@RocioEuropeista) Estudié Ingeniería Superior de Telecomunicación en la Universidad Politécnica de Madrid. Mi proyecto fin de carrera lo hice en Sony International GmbH en Stuttgart (Alemania). He estado también formándome en Inglaterra, Gales, Estados Unidos y Suecia. Desde 2003 trabajo como ingeniera especializada en patentes tecnológicas, primero en Holanda y desde 2009 en Berlín. Miguel Ángel Arranz Molins (@mangelarranz) Bilingüe español-francés. Soy profesor de Seguridad acreditado por la Dirección General de la Policía con Máster en Gestión Integrada en Prevención, autor del libro Guía Práctica de Seguridad Infantil en el Hogar y secretario de organización de la Asociación Nacional de Profesores Acreditados de Seguridad Privada. Tutorizo el trabajo de fin de grado de los alumnos de Criminología de la Universidad Europea de Madrid. Soy Concejal/Portavoz del Grupo Municipal de UPYD en el Ayuntamiento Alcobendas. Colaboro con de Onda Cero Madrid Norte. Carmen Serrano Hospital (@seamos_una_voz). Licenciada en Derecho por la Universidad de Deusto, dedicada a asesorar a empresas. En la actualidad, trabajo en una agencia de desarrollo local. Presidenta de la Asociación iQual. En Europeístas coordino el grupo de trabajo de Familia junto con Arky.

El 11 de marzo de 2004 el terrorismo internacional sacudía los cimientos de Europa. Con 192 personas asesinadas, con 1.893 personas heridas, Madrid se convertía en el escenario del peor atentado terrorista en la historia de Europa, en la historia de España. Víctimas de múltiples nacionalidades. Víctimas de distinta condición social, de distinta creencia religiosa, de distinta ideología política. Hombres y mujeres de distintas edades. Víctimas que pudimos ser cualquiera, porque en aquellos trenes pudimos viajar cualquiera. Porque todos fuimos, todos somos, objetivos del terrorismo internacional. “Piensa como nosotros, o muere”. La vida como precio de la libertad. Los valores democráticos como enemigo a derrocar.

Catorce años después, sigue siendo necesario pararse a recordar. Recientemente escuchaba que rememorar lo ocurrido no supone reabrir heridas, sino que más bien es un acto de respeto, de justicia y de dignidad. No puedo estar más de acuerdo con ello.

La vida pasa a tal velocidad, que cuando nos queremos dar cuenta el presente ya es pasado, las noticias dejan de ser actualidad en segundos. Y aquello que hoy nos remueve, pronto no ocupa titulares, pronto ya no es más que otra cifra a incluir en frías estadísticas. Es importante no olvidar, mantener el relato y la memoria a diario. Es importante recordar aquel día en el que comenzó el sufrimiento de tantas personas, de tantas familias, sufrimiento les acompañará el resto de sus vidas, y preguntarnos si sus reivindicaciones han sido, están siendo, escuchadas; y preguntarnos si sus necesidades han sido, están siendo, suficientemente atendidas. Reivindicaciones para conocer la verdad. Reivindicaciones para obtener justicia. Reivindicaciones para obtener reparación integral. Reivindicaciones todas ellas que van más allá de la indemnización. ¿Hemos sabido como sociedad aprender de lo ocurrido? ¿Nos hemos dotado de recursos para que no vuelva a ocurrir?

El delito de terrorismo incide tanto en la esfera privada de las víctimas, como en la esfera pública de la sociedad. El triste legado de ETA nos lo ha enseñado. Porque el terrorista no persigue nombres y apellidos; el terrorista persigue coaccionar, amenazar, amedrentar a través de esos nombres y apellidos. La cosificación del ser humano al servicio del terror. Por eso la respuesta no puede ser solo individual desde lo privado. La respuesta debe ser colectiva desde lo público. La respuesta debe darse desde la sociedad, desde las instituciones públicas nacionales y europeas. Y juntos, sociedad, instituciones públicas y víctimas, avanzar construyendo un mejor futuro, una mejor Europa.

A pesar de que en estos años se han producido grandes avances a nivel europeo en la atención a las víctimas del terrorismo, todavía queda mucho por hacer. Resulta imprescindible dotarnos de protocolos comunes y coordinados de información y atención a las víctimas de terrorismo, para que todas disfruten de los mismos niveles de protección con independencia de su lugar de residencia, para que ni una quede olvidada.

El terrorismo internacional es un riesgo real que tiene a Europa como objetivo. Como riesgo transfronterizo, exige respuestas transfronterizas a las que sólo desde Europa se puede dar forma. Equilibrando seguridad y libertad. Protegiendo y acompañando a las víctimas. Construyendo Europa como espacio de justicia y dignidad.

Contenido relacionado

Red de Blogs

Otro blogs

Últimas noticias