• 1

La opinión de un amigo de Israel

Repaso a temas de actualidad: Las relaciones políticas, económicas y culturales entre España-Israel. El “conflicto” en los medios españoles. La amenaza terrorista. El veneno del populismo político. La herencia y recuperación del legado cultural de Sefarad.

  • Image

Palestina y la condescendencia con Maduro

true

Sobre el autor

Juan de la Torre

Español y madrileño de Chamberí y a la vez israelí de corazón. Gran parte de mi vida profesional ha estado entre España e Israel, trabajando desde el sector turístico hasta el de “Homeland Security”. Presidente de la Asociación Amigos de Israel en España. Políticamente incorrecto y con opiniones propias. Debo ser raro porque no he comprado ningún máster.

Por Juan de la Torre, Asociación de amigos de Israel en España

Supongo que pensarán: ¿qué tiene que ver Maduro con los palestinos? Ese colombiano chófer de autobús y actual narco-líder de la Venezuela chavista, heredó del llamado “gorila rojo”, que yo llamo “chimpancé colorado”, su odio visceral hacia Israel, algo muy común en la izquierda radical, aunque este no es el tema. Les explico: en España gobierna de facto (aquél que ejerce como tal sin estar oficialmente respaldado por una norma jurídica) una coalición entre Podemos y PSOE. Pablo Iglesias aprendió de sus errores del pasado y ha sabido aprovechar la ocasión para imponer a Sánchez una agenda política que abarca tanto temas nacionales como internacionales y sobre estos últimos es donde quiero llamar su atención.

Empezamos con Maduro y Venezuela y el “tour” de Pedro Sánchez por América. Allí dejó bien claro que la postura oficial del Gobierno de España es la misma de Zapatero: legitimar a un narco-régimen que viola sistemáticamente los derechos humanos y exigir a sus víctimas que negocien con él. Evidentemente este cambio nace del Sr. Iglesias que aunque trata ahora de evitar el tema de Venezuela y el de los millones de venezolanos que huyen de la miseria chavista, no puede borrar los vídeos en los que se “partía de dolor” por la muerte de su amado “chimpancé colorado” al que dedicó tantos de sus programas en la televisión de los ayatolas.

Sigamos ahora con el segundo asunto que les proponía en el título del artículo: Palestina.

Ya publiqué en otro artículo que el tema de Israel es prioritario para Pablo Iglesias. En la "micro-legislatura" entre las Elecciones Generales de 2015 y 2016, la primera y única PNL que presentó Podemos en el Congreso fue contra Israel, pidiendo el reconocimiento unilateral del Estado Palestino. Ahora, con el control que ejerce sobre el Gobierno de España, lo intentará de nuevo.

Ya sabemos que Podemos es muy creativo inventando “emergencias sociales” y desde luego para Iglesias, Israel debe ser la primera emergencia social de España. No le importa que el potente intercambio comercial entre ambos países favorezca ampliamente a España, ya que fomentar una economía nacional saludable es alimentar “el capitalismo”. Lo ha demostrado cuando ha presionado para cancelar el contrato con Arabia Saudí, aún a sabiendas del daño que causaría a nuestra economía.

Tampoco le preocupa al Sr. Iglesias la influencia que ese reconocimiento tenga en un proceso de paz sólido, ni que España con esa postura pierda su opción de ser un mediador en la solución del conflicto.

No qué pensarán, pero: ¿creen ustedes que Pablo Iglesias defiende una agenda internacional que beneficia a España o sencillamente esa agenda va unida a sus intereses personales?

Les recuerdo lo que Pablo Iglesias decía en un vídeo de Youtube sobre su relación con Irán: “La geopolítica es así. A los iraníes les interesa que se difunda en España un discurso de izquierdas porque afecta a sus adversarios. En política hay que asumir cabalgar contradicciones”.

Últimas noticias