• 1

De charco en charco

Espacio dedicado al mundo de los más pequeños de la casa. Moda, decoración, ocio, planes divertidos, cultura... todas esas facetas con las que nos encontramos a diario cuando somos padres. Su reto es simplemente echar una mano, inspirar, dar ideas, algún que otro consejo... porque con niños vamos saltando de un charco a otro.

  • Image

¿Qué es la escarlatina? ¿por qué ha vuelto? ¿cuáles son sus síntomas? ¿Y su tratamiento?

true

Sobre el autor

Tania Villate Consonni

Siempre me ha gustado escribir, comunicar... compartir. Abogada y Agente de Propiedad Industrial de formación y profesión hasta que me convertí en madre de familia numerosa, lápiz y papel siempre me han acompañado. Desde entonces mi atención se ha centrado en el mundo de los niños. Me preocupa la seguridad de los niños y me apasiona la moda, la decoración, descubrir formas formas en las que disfrutar del ocio en familia... es un universo mágico que nunca deja de sorprenderme.

ETIQUETAS

A mi la escarlatina me suena a enfermedad antigua, enfermedad ya “superada”, como el escorbuto o la viruela. Y lo cierto es que no es una enfermedad reciente, pero para nada ha sido erradicada. De hecho, según he leído, la única enfermedad completamente erradicada por el hombre ha sido la viruela.

Es curioso que el pico de infecciones por esta enfermedad se dio entre los años 1900 y 1930 en Inglaterra y Gales. Desde entonces el número de infectados fue disminuyendo, en parte gracias a la aparición de los antibióticos y la penicilina. A partir de 1980 la enfermedad se consideró prácticamente desaparecida. Pero en los últimos años se ha producido una alarma en algunos países como Reino Unido o China y los expertos sanitarios han detectado un incremento significativo de los contagiados por esta enfermedad. Lo peor es que no han conseguido determinar qué ha pasado. Parece que no se trata de una nueva cepa de la bacteria ni que ésta se haya hecho inmune a la penicilina. Es un misterio.

La escarlatina es una enfermedad infecciosa que provoca fiebre y manchas rojas y afecta principalmente a los niños. La bacteria que lo provoca se llama Streptococcus_Pyogenes. Es la misma que origina las anginas, con la diferencia de que en este caso libera una toxina que produce las famosas manchas en la piel. El periodo de incubación es de 2 a 4 días y es contagiosa, generalmente por vías respiratorias y por la saliva. Suele aparecer tras una faringitis ocasionada por esta bacteria, pero también puede ser o por la infección de una herida con la misma bacteria o tras una infección en la piel llamada impétigo.

Lo normal es que el primer síntoma sea una fiebre repentina y alta (más de 38º), seguido de inflamación de las amigdalas o faringe, escalofríos, dolores articulares en todo el cuerpo, nauseas, vómitos, perdida del apetito... A los 2 días suele aparecer el exantema o manchas con el aspecto de enrojecimiento por el sol con pequeños bultitos que pueden picar. Son rugosas al tacto. Suelen aparecer primero en el cuello y la cara (no suelen darse alrededor de la boca) y luego se extienden al resto del cuerpo. La lengua suele estar muy roja pero puede quedarse blanquecina con puntos rojos. Estos síntomas comienzan a remitir al quinto día de la infección, aunque el exantema puede permanecer (en mucho menos grado) hasta 3 semanas. Es muy característico que al ir desapareciendo las manchas se descame la piel. Y no es muy habitual, pero aunque un niño haya enfermado una vez puede volver a hacerlo.

Como es ocasionado por una bacteria, el tratamiento es con antibióticos o penicilina. No hay vacuna, pero es muy importante tratarla correctamente porque no tratarla puede derivar en fiebre reumática, que puede ocasionar daños permanentes en el corazón. Por supuesto, es recomendable acudir a un médico para que haga el seguimiento y la prescripción correspondiente a cada caso y gravedad.

Red de Blogs

Otro blogs

Últimas noticias