• 1

El rincón del politólogo

Los jóvenes politólogos Luis Lorente, David Muñoz Lagarejos y Carlos Navarro analizan la realidad descubriendo las ideas, los procesos y los movimientos sociales y políticos que hay detrás, y que nos ayudan a entender el presente.

  • Image

Alessandra Cantini: «El feminismo es un arma para mantener vivo el fantasma comunista»

true

Sobre el autor

Luis Lorente, David Muñoz Lagarejos y Carlos Navarro

Luis Lorente - Socialdemócrata porque creo en la justicia social y en la economía social de mercado. Europeísta e internacionalista. David Muñoz Lagarejos - Liberal por voluntad propia. En constante movimiento en la batalla de las ideas en defensa de la Libertad. Y Carlos Navarro - Estudiante de Ciencias Políticas en la UV. Militante del PP y co-fundador de Ágora Libertaria. También SFL.

Hoy entrevistamos a Alessandra Cantini, una joven actriz italiana, graduada en Ciencias Políticas, máster en Relaciones y Asuntos Internacionales, ex candidata para el Consejo Regional de La Toscana por Forza Italia y fundadora de la página web The Venusians. La señorita Cantini tiene mucho que decir con respecto a los derechos de la mujer y el feminismo moderno.

P: Tras el convulso Día de la Mujer del pasado jueves, en el que millones de mujeres se declararon en huelga para tratar de demostrar que el mundo puede dejar de funcionar si ellas se plantan, ¿qué conclusiones extraes? ¿Hemos logrado algún avance real?

R: Lamentablemente, existen las cuotas y una corrección política que hace imposible emplear a alguien de forma meritocrática. Como con las personas discapacitadas, un determinado porcentaje de mujeres tiene que ser empleado en concursos públicos. Dado que es bastante elevado, en política y otras profesiones terminamos dando trabajo a mujeres que acceden a él solo por sus contactos (en ocasiones hombres que necesitan apoyo). El sistema no consigue nada. La forma en la que acceden al puesto de trabajo suele venir dada por la intervención de un hombre y, aunque demuestren ser buenas en su trabajo, siguen siendo mujeres: tienen picos hormonales, están dominadas por las emociones en vez de por el pragmatismo, dan a luz y pretenden cobrar lo mismo cuando no pueden asistir al trabajo y su cabeza está más en cómo estará el bebé con la niñera cuando se les acaba la baja por maternidad. Incluso, utilizarán cualquier gesto de cortesía de su superior como excusa para denunciarlo por acoso. ¿Por qué demonios debería un emprendedor con potencial privilegiar a las mujeres sobre los hombres como empleadas? Las leyes naturales son claras, no podemos ignorarlas. Las feministas se han pasado de la raya y son una vergüenza para la feminidad, declarando la guerra a gente a la que deberían estar agradecidas. A lo que la sociedad ha llegado en los últimos años es una nueva forma de terrorismo, terrorismo de género, que lucha sin un objetivo claro más allá de la autodiscriminación. La sociedad al completo acaba pagando la factura con hombres siendo abusados y desacreditados por sus méritos y mujeres que esperan ganar respeto por el mero hecho de ser mujeres, olvidando la función más importante que el Creador les dio: dar a luz y educar a nuevas generaciones. Es una completa pérdida de eficiencia y valores que puede llevarnos a la desaparición de los géneros y a la extinción final.

P: Recientemente creaste la página web «The Venusians», que está creciendo considerablemente en Facebook. ¿En qué consiste? ¿Cuáles son los objetivos que tratas de alcanzar con esta iniciativa?

R: «The Venusians» es un movimiento femenino, no feminista. Se muestra totalmente contrario a la actual forma de feminismo, la que promueve el terrorismo de género que desea castrar al hombre. «The Venusians» defiende que mujeres y hombres tienen los mismos derechos en tanto en cuanto son iguales como humanos, si bien la diferencia de género es evidente y no puede ser cuestionada. Las mujeres que quieren convertirse en hombres sin dejarles a estos otra elección más que feminizarse deberían, por tanto, acatar las mismas leyes de la sociedad que gobiernan a los hombres. Pero ¿cómo es esto posible si las mujeres tienen una misión evidentemente superior? «The Venusians» está de lado de la belleza y el placer, es un manifiesto de paz dirigido a aquellos que disfrutan haciendo la guerra en vez de haciendo el amor para dar la vida. ¿Cuál es la ventaja de vivir en fealdad cuando la belleza es un paso adelante?

P: ¿Qué opinas sobre el movimiento feminista actual? Muchos opinan que ha abandonado los ideales originales que grupos como las sufragistas defendían.

R: Me aventuraría a decir que incluso las sufragistas se equivocaron, en tanto en cuanto la porporción de preferencias en las elecciones se respetaría incluso si no votasen las mujeres. El feminismo de primera ola, que empezó en el siglo XIX en Inglaterra, estaba en lo cierto al centrarse en la custodia de los hijos y los derechos de propiedad. El gran paso llegó en los años sesenta, cuando el muro de la sexualidad cayó y aplastó el puritanismo. Las mujeres se volvieron tan libres como los hombres sin ser (demasiado) juzgadas, y los anticonceptivos y el aborto les permitieron tener sexo de manera segura. Libres de usar sus genitales como deseasen, ahí es donde las feministas deberían haber parado: con esa libertad, el mundo era suyo.

Como mujer, ¿crees que se están criminalizando los estándares de belleza? ¿Por qué crees que sucede esto?

R: La masa adora la fealdad y se conforma con un estándar para millones, es la herencia del comunismo. Solo porque la gran mayoría de la gente no tenga buen gusto, otros deciden unirse porque no se atreven a plantarse y detener esta aberración; se sienten más cómodos como ovejas en el rebaño. La moda promueve estilos estrafalarios mientras y sus defensoras dicen que las modelos no deberían estar tan delgadas como para que les quepa una 38, por lo que acabamos viendo mujeres obesas y vulgares reivindicando que el suyo es el estándar de belleza democrático, haciendo que la persona saludable y delgada que se preocupa por su imagen se sienta casi culpable. Las envidiosas y descuidadas solo buscan culpar de su miseria a las mujeres que se aman a sí mismas, pero eso no debería afectarnos. «Nunca somos suficientemente delgadas y ricas», dijo Wallis Simpson, que tenía a un rey abdicando por ella. ¿Cuántas mujeres triunfadoras desaliñadas podemos ver en el mundo? Ninguna, están todas desnudándose con Femen.

P: El manifiesto de la huelga, especialmente en países como España, mostraba una clara intención de derribar el sistema capitalista y un rechazo al status quo actual. ¿Es la mejor manera de defender los derechos de la mujer?

R: El status quo actual discrimina a los hombres en tanto en cuanto no existe ninguna ley humanitaria que los defienda de los abusos que reciben, y las mujeres son igual de peligrosas a la hora de hacerles daño y acabar con su reputación con el uso indebido de denuncias falsas. El derecho internacional al completo está equivocado, puesto que sigue habiendo mujeres lapidadas hasta la muerte por el mero hecho de querer ser libres en Oriente Medio. Ya que existen grandes intereses tras esta ceguera, debemos crear otro gran interés dirigido a esos hombres poderosos que ya no son capaces de defenderse a sí mismos, como vimos con los casos de Berlusconi y Weinstein.

P: ¿Quién crees que está detrás de todo esto? La politización de la huelga y de las marchas ha abierto un debate sobre si el feminismo es o no una reivindicación exclusiva de algunas ideologías.

R: ¿De verdad queremos volver al sistema socialista soviético? El movimiento feminista no es más que un arma para mantener el fantasma comunista de Marx con vida, promoviendo la instrumentalización del hombre como donante de esperma mientras otros mueven los hilos.

P: Gracias por tu tiempo, Alessandra. Espero que tu iniciativa de sus frutos y que avancemos en la lucha real por la igualdad.

R: ¡Ha sido un placer!

Últimas noticias