Coaching y Emociones

¿Estás viviendo la vida que quieres vivir? Este blog es un espacio para tu desarrollo personal y profesional: tomar tus propias decisiones, enfrentarte al cambio, superar el miedo, mejorar tu gestión emocional y motivarte. Porque cada día es una nueva oportunidad para ser feliz. Descubre otros artículos en mi blog personal http://mariamikhailova.com/ También puedes seguirme en Twitter @mashamikhailova

  • Image

La verdadera crisis no ha hecho más que empezar

true

Sobre el autor

María Mikhailova

Experta en Coaching e Inteligencia Emocional por la Universidad Rey Juan Carlos. Ayuda a profesionales a descubrir sus talentos y crear su marca digital para emprender online y encontrar a través de su pasión un propósito en la vida y un estilo de vida independiente y libre.

La crisis nos ha hecho replantearnos la vida y muchos nos hemos sumado al carro del cambio. Al menos el cambio y todo lo relacionado con él está de moda.

El mes pasado escribía un artículo en un blog de psicología hablando de que tal vez esto del cambio esté un poco sobrevalorado. Pero escuchando una entrevista a Borja Vilaseca el otro día me di cuenta de que en realidad el cambio, por sobrevalorado que parezca, es algo inevitable, al igual que la crisis, que no ha hecho más que empezar.

De hecho, escuché hace unos días que la palabra “crisis” tiene relación con la palabra “crisálida” que metafóricamente significa transformación. Según algunas corrientes , en chino la palabra “crisis” significa dos cosas: peligro y oportunidad a la vez (aunque no todos están de acuerdo con esta interpretación de la palabra). De lo que no hay duda es que etimológicamente la palabra "crisis" proviene del griego y significa "separar", "decidir" o incluso "elegir".

¿Por qué entonces la gran mayoría seguimos teniéndole miedo a la crisis y la vemos como algo profundamente negativo?

Borja Vilaseca lo cuenta de una manera brillante. Y es que estamos entrando en una nueva era: la era del conocimiento. Empezamos a dejar de ser esclavos del sistema económico puro y duro, donde sobrevive el más fuerte o el que más riquezas posee. Ahora el verdadero rico será aquel que sepa “hackear” el conocimiento.

El sistema educativo que seguimos teniendo a día de hoy en España se ha ideado en la era industrial como un método para convertir al campesino en obrero o empleado, un mero recurso (humano) para conseguir aumentar el capital del empresario.

Pero ya bien entrado el siglo XXI las cosas empiezan a verse de otra manera. La globalización, la famosa crisis y el cambio de era ha hecho que busquemos también otros valores, valores más humanos. Y es que como dicen numerosos expertos hoy día, «no estamos viviendo una época de cambios, estamos viviendo un cambio de época».

La sociedad va transformándose y cambiando de raíz. Vivimos en una época de grandes cambios y grandes oportunidades. Pero también de grandes retos. España presenta una cifra altísima de personas en paro. Pero la crisis que estamos viviendo actualmente ya no es sólo económica sino también y sobre todo de valores.

¿Para qué trabajamos?

El trabajo se ha visto hasta ahora como sacrificio, como rutina, como obligación, y sobre todo, como necesidad. Por eso nos cuesta producir más, porque no nos sentimos motivados, no le encontramos un sentido vital a lo que producimos en nuestro día a día.

La sociedad va avanzando a un nuevo paradigma laboral: la llamada sociedad post-trabajo, como nos cuenta Enrique Dans, profesor de la Escuela Europa de Negocios y reconocido blogger. Entre otras causas de índole socio-económca, se están destruyendo y creando nuevos puestos de trabajo precisamente por ese cambio global, debido a muchos factores:

  • Tecnología e informatización.
  • Poca motivación del personal, viejos esquemas jerárquicos y de autoridad que rechazamos.
  • Una era de valores nuevos: contribución a la sociedad, equilibrio laboral-familiar, autorrealización y búsqueda de sentido en la vida.
  • Somos seres cada vez más autónomos, más conscientes, con visión de globalidad e integración en un mundo que busca la armonía y el bienestar.
  • Queremos trabajar para sentirnos parte de esta sociedad, aportando valor, dejando huella... y esto sólo es posible si amamos lo que hacemos, si el trabajo deja de ser trabajo y empieza a verse como una actividad con sentido con la que nos sentimos identificados, un motor de vida que nos enriquece y enriquece a otros.

¿Qué nos espera de aquí a 10 años?

Otra teoría que refuerza todo lo anterior es «El mundo que viene», libro revelador sobre el futuro de nuestra sociedad globalizada en las próximas décadas; escrito por Juan Martínez Barea, conferenciante, escritor, innovador tecnológico, emprendedor y embajador de la Singularity University en EE.UU. (nacida dentro de la NASA).

Este autor resalta la gran negatividad que estamos viviendo actualmente en España, pero muestra un gran atisbo de optimismo: según los avances científicos y tecnológicos, estamos viviendo el mejor momento de la historia en la humanidad. Y hay 3 razones principales para ello:

  1. Aceleración exponencial de la tecnología, durante las próximas décadas, con ordenadores que duplican su potencia cada año. Se producirá una gran revolución en las siguientes áreas:

    • Robótica e Inteligencia artificial para empresas, logística, transporte (coches autónomos, Tesla...), impresoras 3D, etc.
    • Nanotecnología
    • Biotecnología
    • Medicina Preventiva (diagnóstico temprano: detección de enfermedades que podemos desarrollar en un futuro a través del código genético de cada persona)
    • Energías renovables que van a crecer de manera exponencial (la energía solar va a alimentar el mundo)

  2. Cambio a nivel geopolítico, favoreciendo a países del Este y Sur como China, India, Rusia, Brasil... sumándose al mundo interconectado 4.000 millones de personas. Para 2025 según Naciones Unidas el 70% de clase media estará en Asia.
  3. La hiperconectividad: en 2020 según Google todo el planeta estará conectado a Internet. Se está creando una gran plataforma global.

Estamos viviendo un momento histórico de cambios cruciales a nivel global. ¿Cómo competir en este mundo que viene? Es un momento de grandes oportunidades: tecnología y emprendimiento. Si hoy nos apasiona algo y queremos aprender de ello, tenemos Internet a nuestro alcance. Estamos interconectados y una persona con gran pasión y talento puede destacar si se lo propone, gracias a la fuerza de redes sociales, plataformas de Internet, blogs, Youtube, crowdfunding, etc. Las barreras de acceso están desapareciendo y cada vez lo harán más.

Según Martínez Barea, estamos entrando en la era de meritocracia. Hasta ahora la geografía ha marcado el destino de una persona. Entramos en un mundo de conectividad donde la geografía pierde la importancia.

Pero para competir en este mundo hay que saber subirse a esta plataforma global: estamos asistiendo a más competencia que nunca en la historia. Y las claves según este autor son éstas: el conocimiento, pero sobre todo la actitud para comernos el mundo. Llamada al optimismo. El mundo necesita personas optimistas que puedan y quieran cambiar el mundo.

Por eso cada vez que veo tanto pesimismo a nuestro alrededor, cuando oigo por enésima vez la palabra crisis como sinónimo de cataclismo y apocalipsis, pienso que es justamente la crisis lo que nuestra sociedad necesita en estos momentos para crecer, transformarse y dar paso al cambio. Porque la verdadera crisis no ha hecho más que empezar y porque el momento perfecto para cambiar es ahora.

Red de Blogs

Otro blogs

Últimas noticias