Política

A solas contigo: Ya no soy joven, me siento viejo/a

El límite de la edad para ser querido o contratado es algo artificial impuesto por la sociedad. Puedes aceptarlo. O no.

Publicidad

Me siento viejo. Nos lo decimos porque así lo marca la sociedad. Y es que la edad es un tema tabú. Antes las mujeres, ahora también los hombres, son reacias a decir su edad, porque creemos que hay una edad óptima para que te quieran o te contraten. En el fondo es una esclavitud que nos autoimponemos y aceptamos esos límites artificiales que nos han puesto.

Siempre queda la opción de ser libre y no hacer caso a este tabú. Empezamos a envejecer porque dejamos de entrenarnos en lo emocional, en la autoestima. Y deberíamos de hacerlo a diario. Ser jovial tiene que ver con valores, con estar solo pendiente del plano físico. En este vídeo os hablo precisamente de cómo superar ese pensamiento del “ya no soy joven”, qué valores son necesarios para superar este pensamiento negativo.