Academia de P@pel

En Academia de P@pel, los profesores del Grado en Periodismo de la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) reflexionan sobre Comunicación y Periodismo. Empeñados, como Goethe, en “no poner palabras donde faltan las ideas”.

  • Image

Fuentes de información explicadas a mi sobrino Pablo de 12 años

true

Sobre el autor

Álvaro de Diego, Luis Miguel Belda, Yolanda Berdasco, Joaquín Danvila y Víctor Núñez

Luis Miguel Belda (@LuisMiguelBelda). Periodista y profesor de Periodismo. Lo primero, sueño infantil, y ya se sabe que los sueños se cumplen. Lo segundo lleva a lo primero. Joaquín Danvila (@joaquindanvila), profesor de Marketing, ingeniero de formación y con el marketing y lo comercial como pasión. Álvaro de Diego (@DeDiegoUDIMA). Profesor y periodista, empeñado, como Goethe, en “no poner palabras donde faltan las ideas”. Víctor Núñez (@Vic_Nunez_). Víctor Núñez, profesor y director general de SchoolMarket. Pasión por la educación. Yolanda Berdasco (@yolanda_radio) Periodista, filóloga y profesora. La objetividad es una utopía, la honestidad es un deber.

ETIQUETAS

Por Luis Miguel Belda

La fuente de información es aquel o aquella que cuenta a un periodista algo que interesa a la gente. Por ejemplo, para el profesor una fuente de información son los libros de los que aprende cosas que luego cuenta a sus alumnos.

En este caso, la fuente de información sería:

- El libro

El profesor sería como:

- El periodista

Y los alumnos serían:

- La gente (o también llamada sociedad)

Así, el periodista necesita de las fuentes de información para obtener información y la fuente de información necesita al periodista para que la gente se entere de su información.

Las principales fuentes de información del periodista son:

Fuentes personales (Entre el periodista y otra persona, es decir, entre personas). Las principales serían:

1) Notas o Comunicados de Prensa.

Son noticias ya escritas por otros periodistas que se envían desde los Gabinetes de Prensa para ser publicadas en los medios.

2) Declaraciones.

Es cuando la fuente (una persona) le informa al periodista de viva voz, como hace el profesor a un alumno en hora de tutoría cuando le explica algo.

3) Rueda de Prensa.

Son también declaraciones que hace la fuente, pero ante varios periodistas al mismo tiempo, como cuando el profesor da la lección en clase a todos los alumnos a la vez.

4) Discurso.

La fuente da una charla y el periodista extrae de ello información, como cuando el alumno toma apuntes de lo que dice el profesor.

Fuentes documentales (El periodista no necesita que otra persona le informe, sino que se informa, por ejemplo, en un libro). Las principales serían:

1) Informes, revistas, libros, estudios, vídeos, fotografías, etc. Por ejemplo, el libro del alumno es una fuente de información documental.

2) Internet. En la web hay millones de fuentes de información, pero hay que llevar cuidado y saber distinguir lo que vale y lo que no. Por eso, el periodista (como el alumno) tiene que asegurarse de que lo que encuentra en internet es verdad o no, para lo cual, debe acudir a las webs de confianza (las que te recomiende el profesor, por ejemplo) o bien, como mínimo, buscar en dos fuentes distintas y comparar, que es lo que hace siempre el periodista.

Cuando manejamos tanto fuentes personales como documentales, debemos siempre asegurarnos de que la información que obtenemos es la correcta. Porque esta persona que nos ha contado algo es posible que sea una mentira, o esa información que hemos encontrado en internet sea falsa.

Como te dije, el periodista siempre busca en dos fuentes, como mínimo, para asegurarse de que la información sea lo más verdad posible. Pero no siempre salen bien las cosas.

Entonces es cuando el periodista debe reconocer que se equivocó y volver a buscar información para rectificar la primera que dio, aunque no tuviera la culpa porque le engañaron.

Aunque no sea lo mismo, porque el periodista actuó de buena fe, no así su fuente, pero para que lo entiendas mejor es como si el alumno copia en el examen de otro compañero, y ese compañero se equivoca en sus respuestas. No podremos excusarnos ante el profesor con que nosotros fallamos porque el compañero se equivocó ¡menuda caradura! Pues el periodista, aun engañado, debe asumir su responsabilidad. Es parte de su oficio, el más bello, dicen, y puedo asegurarte que así es.

Espero que te sirva para tu ejercicio en clase, querido Pablo.

Red de Blogs

Otro blogs

Últimas noticias