Un gramo de tinta

Detrás de cada fotografía hay una historia y un fotógrafo. Casi siempre lo que cuenta la imagen es más importante que la biografía del testigo: el fotoperiodista. Aquí están las dos mezcladas. Como una mirilla detrás de una puerta, una fotografía nos permite echar una mirada a lo que hay al otro lado: el intrincado laberinto de espejos que nos refleja, el mundo.

Otros blogs destacados

No es país para cuerdos

¡Qué desastre de política!
¡Qué desastre de política!

Jaime Rocha

¡Qué desastre de política!

Por no decir ¡qué desastre de políticos! El espectáculo de las eternas precampañas, campañas y...

Academia de P@pel

Han llegado los segundos
Han llegado los segundos

Han llegado los segundos

Por Yolanda BerdascoJulio es ese mes que, en España, nos va entreabriendo la puerta al ansiado asueto...