Reflejos cotidianos

Reflejos Cotidianos muestra lo que hay detrás de los muros y portales que muchas veces no cruzamos. El reflejo de la vida cotidiana de otros pueblos y ciudades. Las personas que los habitan y sus costumbres. Ese mundillo local que sólo viviendo en ellas cae uno en la cuenta que todos somos diferentes. Lo apasionante que es abrir una puerta y encontrar lo inesperado. Las sonrisas y emociones de pueblos que pensamos conocer y que leyendo este blog descubrimos que no eran como las imaginábamos.

  • Image

Leonardo, siempre Leonardo...

true

Sobre el autor

Alicia Romay

Nací en la Ciudad de México, pero el destino me trajo a España para crear el primer Gabinete de Prensa del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid. Durante los más de 30 años de vida en Madrid no paré. Radio Nacional de España, Hotel Villa Magna, IFEMA, Guía del Ocio, Grupo Zeta, ABC Punto Radio, COPE, HOLA.com... Los últimos años en España, antes de venirme a Roma, fui la Directora de Prensa y Relaciones Públicas del Hotel Palace de Madrid y de Starwood Hotels & Resorts para España y Portugal, fui la responsable de prensa para REEBOK SPORTS CLUB Serrano y la Finca y colaboré con MONTBLANC. En GESTIONA RADIO hice mi propio programa de radio “El Mundo de Alicia”. En este momento de mi vida, voy contando lo que voy descubriendo desde Roma y el Vaticano para Gestiona Radio y Gentleman México. Mañana seguiré comunicando lo que haga falta.

ETIQUETAS

Leonardo Da Vinci era todo en uno, ya fuera que se tratara de lo científico, de lo tecnológico o de lo humano, él estaba allí.

Echa a veces para atrás dedicarle tiempo a una exposición de Da Vinci, sobre todo, si se trata de algo técnico. Entenderle no es sencillo, pero esta vez, la Scuderia del Quirinale, la sala de exposiciones que pertenece a la Presidencia de la República y que está construida en lo que fueron los jardines de la Villa Colonna, ha conseguido adaptar la muestra a todos los públicos. “Ciencia antes de la ciencia”, es una muestra en la que se ve claramente la relación del genio da Vinci con diferentes temas, conectándolo con lo cultural de su época.

Es genial descubrir en esta exposición, que siendo muy joven Leonardo, tuvo un episodio dentro de su formación en Florencia, que hasta le fecha sigue en debate y que coincide entre otros temas diversos, cuando descubrió las máquinas de las canteras del Duomo de la ciudad, obra de Brunelleschi. se trata de una serie de documentos relativos a la construcción de la cúpula de la gran Basílica Santa María in Fiore.

Son 10 las salas en donde están expuestas estas joyas, la de la Ingeniería Toscana, pasando por el Estudio de lo Antiguo. Del 1460 a 1464 el artista vivió en Milán, esta era la época en donde se comparaba permanentemente cada obra con el Pantheon de Agrippa de Roma. Después viene una sala denominada la invención de la prospectiva, la siguiente es sobre las ciudades ideales y las vías para el agua, sigue la ingeniería, una llamada Teatri di Machinne, sobre la época que las máquinas causaban sensación. Hay una en particular, por cierto preciosa, que se llama la Biblioteca de Leonardo, en donde están expuestos los escritos en donde Leonardo se basaba para crear, imaginar e inventar, se toca en otra sala, pero con enfoque de arte, el tema de la guerra, no podía faltar una dedicada al vuelo y para finalizar la exposición: Leonardo como un mito.

Leonardo, siempre Leonardo...

Se pueden analizar 10 trabajos pertenecientes a la colección encuadernada de sus dibujos y escrituras denominada Códice Atlántico que habitualmente se exponen en el Museo Ambrosiano de Milán. La colección tiene 12 volúmenes que datan del 1478 al 1519, ésta existe gracias al trabajo del escultor Pompeo Leoni realizada a finales del siglo XVI.

El anhelo de máquinas fantásticas, como las que hacen volar, la máquinas para las obras de construcción, el arte en la guerra transcurriendo entre la innovación y la tradición, reflexiones sobre una ciudad ideal...Lo de Leonardo es siempre intenso, profundo e interesante.

El paseo en Roma para llegar andando a la Scuderie del Quirinale es precioso. Supongamos que estamos en la Fontana de Trevi y que decidimos dedicar un tiempo al gran Leonardo. Nos podemos ir caminando por la Vía de San Vincenzo, después por la Via della Dataria girando a la derecha por la Salita di Montecavallo y en 6 minutos hemos llegado a la plaza en donde descubrimos el obelisco del Quirinale. Un paseo precioso que ayuda a llegar preparados a disfrutar de esta exposición que estará hasta el 30 de Junio.

Últimas noticias