Política

Mantienen los cuatro años de cárcel para Vicente Belenguer por jactarse de la muerte del torero Víctor Barrio

El acusado asegura no ser el autor del mensaje y afirma que le hackearon su perfil en la red social Facebook

Vista que juzga al profesor valenciano Vicente Belenguer como supuesto autor de un delito de incitación al odio
El Juzgado de lo Penal Nº 1 de Segovia acoge la vista en la que se juzga al profesor valenciano Vicente Belenguer, como supuesto autor de un delito de incitación al odio por el mensaje que escribió en las redes sociales tras la muerte del torero Víctor Barrio FOTO: PABLO MARTIN EFE

La fiscal Pilar Orleta Ramos mantuvo la petición de cuatro años de cárcel para el profesor valenciano Vicente Belenguer por un delito de odio por el mensaje publicado tras la muerte del torero Víctor Barrio, mientras que la acusación de la Fundación Toro de Lidia y la familia del diestro reclamó cinco años.

En el juicio, llevado a cabo en Segovia, que quedó visto para sentencia, Belenguer mantuvo en todo momento no ser el autor del mensaje y que denunció a la Policía Nacional el hackeo de su perfil en Facebook.

La representante del Ministerio Fiscal también solicitó una indemnización conjunta de 40.000 euros por los daños morales causados para la mujer de Víctor Barrio, Raquel Sanz; para los padres del torero, Joaquín Barrio y Esther Herranz, y para el representante de la Fundación Toro de Lidia, su director general Francisco de Borja Cardelús. Asimismo, solicitó una multa por responsabilidad penal para Vicente Belenguer de 3.600 euros y de ocho años de inhabilitación especial para ejercer oficio educativo, deportivo o de tiempo libre.

Los padres y la esposa de Víctor Barrio a su llegada al juicio
Los padres y la esposa de Víctor Barrio a su llegada al juicio FOTO: Nacho Valverde (nombre del dueño) Ical

Por su parte, la acusación popular, ejercida por la Fundación Toro de Lidia, y la acusación particular, la familia del torero, solicitaron una pena de 3 años de cárcel por el punto 1 del delito 501 del Código Penal y dos años, de acuerdo con el punto dos del mismo artículo, así como una indemnización de 10.000 euros para cada uno a la viuda y los padres de Barrio.

La abogada defensora de Vicente Belenguer, Ana Sumarro, pidió la libre absolución del profesor valenciano porque "no ha cometido delito de incitación al odio alguno". En su turno de última palabra, así como a las puertas del Juzgado de lo Penal de Segovia, Belenguer afirmó a la prensa: “soy inocente y no he publicado esos mensajes”.

Insultos a diario

Asimismo, Raquel Sanz denunció, a la salida del juicio, que en las redes sociales de la Fundación Víctor Barrio recibe «a diario» comentarios «injuriosos e insultantes» que «darían pie a denunciar todos los días», según afirmó, al tiempo que señaló que de momento van a esperar la sentencia de la querella por incitación al odio contra Belenguer que, confió, «sea ejemplarizante».

Sanz, experta en comunicación en redes sociales, sostuvo que en los últimos años «han aumentado las medidas de seguridad por parte de las empresas tecnológicas» pero consideró que «se podría hacer algo más» para que las leyes «se adapten a los nuevos tiempos» con más delitos como el ya tipificado de incitación al odio y que se amplíe el abanico de sectores y colectivos contra los que se puede delinquir.

La mujer del diestro, quien estuvo respaldada en todo momento por los padres de Barrio, afirmó que el juicio oral fue «duro». Además, y a tenor del escaso tamaño de la sala de vistas del Juzgado de lo Penal de Segovia que obligó a los familiares a situarse a escasos centímetros del acusado, señaló que «tener que ver a esta persona ha sido desagradable».

También quiso mandar un mensaje de ánimo a todas las personas que son víctimas en las redes sociales para que denuncien este tipo de delitos porque «es la única forma para, entre todos, acabar con ellos y tener una sociedad más empática».