La comarca leonesa de Laciana, sitiada por la nieve

Más de un centenar de militares de la UME ayudan a las poblaciones del norte leonés a desperezarse del manto blanco que las ha aislado del exterior

Pese a la tregua que el temporal concedía ayer a España, en general, y a Castilla y León, en particular, ayer ha habido zonas de la Comunidad que amanecían aisladas y sitiadas por la nieve, con capas superiores en algunos casos al medio metro de altura. Especialmente en la provincia de León, y concretamente en la comarca de Laciana, en muniicpios como La Robla, Vegacervera, La Pola de Gordón, Villamanín, Cármenes o Matallana del Torío e incluso Villablino, en los que hacía falta la ayuda de hasta 110 militares de la Unidad Militar de Emergencias (UME), pertenecientes al V Batallón, para poder desperezarse del manto blanco.

Equipados con medios y máquinas especializadas en la retirada de masas de nieve y una veintena de vehículos, trabajaban a destajo durante todo el día para limpiar las calles en el interior de las poblaciones, pero tambiém para proporcionar suministro eléctrico a varias localidades, ya que como consecuencia de la acumulación de nieve sobre el cableado eléctrico, éste causó cortes de luz en la zona.

Pero pese a la tregua de este sábado, eran numerosos los problemas que, al cierre de esta edición, aún existían en tramos de carreteras secundarias de la provincia de León, donde siete tramos permanecen cerrados y en otros 16 está prohibida la circulación de camiones y articulados o se requiere de cadenas. Según la Dirección General de Tráfico (DGT) permanecen cerrados tramos en la LE-233 en Besande; en la LE-493 en Carrocera; en la LE-321 en Cerulleda; en la LE-460 en Rioseco de Tapia; en la LE-491 en Cabrillanes; en la LE-481 en San Emiliano de Babia y en la LE-142 en Acebedo, además de que permanecen cerrados los puertos de Lunada y Estacas de Trueba en Burgos, y de Fonte da Cova en León.

Es mayor el número de tramos en los que no se permite el tráfico de camiones y articulados o los vehículos necesitan cadenas para circular, también en la provincia de León, además del puerto de Portilla de la Sía, en Burgos. Se trata de tramos de la LE-481 en San Emiliano; de la LE-215 en Boca de Huérgano; de la CL-635 en Burón; de la LE-451 en Astorga; la CL-626 en Caboalles de Arriba y Barrios de Luna; la LE-234 en Puente Almuhey; la LE-331 en Boñar; la LE-463 en Toreno; la LE-493 en Canales-La Magdalena; la LE-333 en Puebla de Lillo; la LE-495 en Cabrillanes; también en la carretera LE-473 en La Pola de Gordón; la LE-460 en Pobladura de las Regueras; la LE-723 en Vega de Valcarce; la LE-711 en Fabero o la carretera LE-482 en San Emiliano.

Hoy se acaba la calma y ante la previsión de que hoy volverá a nevar en zonas de montaña -se prevén cinco centímetros de nieve en el norte de la provincia leonesa-, la Delegación del Gobierno ha activado la fase de alerta en esta zona pero también en la Ibérica de Burgos y Soria.