Miguel Cobo toca el cielo de la gastronomía de Castilla y León al ser elegido mejor cocinero del año

Este chef, afincado en Burgos e inquieto por naturaleza, asegura que el reconocimiento es también fruto del trabajo de todo su equipo

El mejor cocinero del año de Castilla y León, Miguel Cobo, en su restaurante Cobo Vintage, en Burgos
El mejor cocinero del año de Castilla y León, Miguel Cobo, en su restaurante Cobo Vintage, en BurgosLa Razón

Es el Mejor Cocinero del Año según la Academia Castellana y Leonesa de Gastronomía pero lo afronta con la mayor de las humildades. Miguel Cobo es así, humilde, trabajador e inquieto por naturaleza. Sabe como encajar un reconocimiento sin perder su esencia.

Este chef, de origen cántabro pero burgalés de acogida, atesora entre sus premios una Estrella Michelin, que consiguió en 2016, y un Sol Repsol, que llegó a sus manos en 2017 y todo por su trabajo al frente de Cobo Vintage, el único restaurante con estos galardones en Burgos.

En una entrevista con LA RAZÓN asegura que su último galardón es un motivo de orgullo ya que «es un reconocimiento a una casa, a un trabajo no solo del cocinero sino de todo el equipo».

Su cocina es de base tradicional sin reñir con la evolución, marida Cantabria y Burgos, tiene fondo e intensidad marina y, a pesar de haberle llevado a tocar el cielo de la gastronomía afirma que «nos queda todo por hacer, vamos a por más».

Quizá fueron estas ganas que siempre le acompañan las que le llevaron a interesarse por el mundo de la cocina. «Me costó sacar Bachiller y la carrera no iba conmigo. Comencé en el Hotel Vallés de Briviesca y luego aprendí en Santander donde el ‘oído’ unísono de los compañeros al recibir la comanda, la tensión y las risas antes del servicio captaron mi atención», explica.

La vida terminó dirigiendo definitivamente sus pasos hasta Castilla y León y Burgos, entre cuyos ingredientes dice que es «difícil elegir», pero si tuviera que quedarse con tres serían los embutidos ahumados, los vegetales de la zona de Las Merindades y las legumbres.

Tradición y Evolución

Sin embargo, no se conforma con todo lo conquistado en Cobo Vintage y se está embarcando en una nueva aventura, un local de casi 1.500 metros cuadrados que estará situado en la Plaza de la Libertad de la capital burgalesa y donde dará un paso más allá.

El espacio, que estará abierto al público a principios del año que viene, se dividirá en dos restaurantes que compartirán entrada pero cuyos conceptos llevarán al comensal por mundos muy diferentes.

Uno de ellos estará basado en la tradición, mientras que en el otro se hará un viaje por la historia de la alimentación humana desde nuestro pasado cazador hasta la actualidad,aprovechando la cercanía de los yacimientos de Atapuerca y del Museo de la Evolución Humana.

Sin embargo, no quiere decir adiós al local que tantas alegrías le ha dado sin hacer algo especial. Por ello, hasta que el nuevo proyecto vea la luz, se podrá disfrutar del menú degustación #LaMerced, que cuenta con algunos de los platos más icónicos de Cobo Vintage como la Merluza de «El Vallés», un plato de gran respeto al producto, así como otras nueve elaboraciones.