Castilla y León se suma al Día Mundial de la lucha contra el sida

Bajo el lema «Transmite respeto» la Junta pone el acento en la prevención de esta enfermedad así como en necesidad de tolerancia y no discriminación en torno a esta dolencia

Celebración del Día Mundial contra el Sida en Ponferrada
Celebración del Día Mundial contra el Sida en PonferradaIcal

Hoy se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, una enfermedad que desde 1982 y hasta la actualidad se ha diagnosticado a 3.177 personas en Castilla y León. Es por ello que la Junta se ha volcado con esta cita bajo el lema «Transmite respeto», que pone el acento en la prevención así como en la difusión de mensajes de solidaridad, normalidad, tolerancia y no discriminación en torno a esta dolencia.

Además, la Comunidad registró 15 nuevos casos de VIH en 2018 con una tasa de 0,62 por cada 100.000 habitante a pesar de que desde 1996 los diagnósticos tienden porcentualmente a descender y han pasado del 72,57 por ciento en 1996 al 9,09 por ciento en 2017. Esto se debe, tal y como se recoge en el Informe de Vigilancia Epidemiológica de Sida regional a fecha del 30 de junio de 2019, al esfuerzo realizado por la administración sanitaria para implantar programas de disminución de riesgo.

En el estudio se refleja que la provincia de Castilla y León que presenta mayor número de casos es Valladolid con 848, seguida de León con 490. Al calcular la tasa acumulada por 100.000 habitantes, la provincia con mayor tasa es Palencia con 188,23 casos.

Varones jóvenes

El informe refleja también que los grupos de edad con mayor afectación son los de 30 a 39 años y la incidencia varía en función el sexo, aunque siempre es mayor en los hombres que en las mujeres a lo largo de todos los años de estudio.

Por otro lado, el porcentaje de casos de transmisión sexual, tanto heterosexual como homosexual se está incrementando en los últimos años siendo más del 50 por ciento de los casos.

Las conclusiones del análisis reflejan así que las personas que tenían prácticas de riesgo relacionadas con compartir material de inyección para el consumo de drogas eran las más afectadas en los primeros años de la epidemia, mientras que ahora los nuevos casos están relacionados con las prácticas sexuales tanto heterosexuales como homosexuales sin protección.

Por otro lado, desde que se diagnosticó el primer caso de sida en Castilla León en el año 1982 y hasta el 15 de junio de 2019 se han asignado a la Comunidad 3.177 casos continuando la tendencia descendente iniciada a mediados de la década de los 90, gracias a la generalización de los tratamientos antirretrovirales y del uso del preservativo.

En este sentido, la Administración regional dedica, además de la atención asistencial, un amplio conjunto de actuaciones socio-sanitarias destinadas a la prevención y al apoyo de la participación ciudadana y del voluntariado social frente al VIH.

Ataque al sistema inmune

El sida es una enfermedad transmitida por un retrovirus, el virus VIH que ataca las defensas del organismo y las va destruyendo progresivamente, de forma que con el tiempo las personas infectadas tienen mayor predisposición a padecer infecciones graves o tumores.

Cualquier persona puede infectarse, si se comparten objetos contaminados, si se han realizado perforaciones de piel con material no esterilizado o si se practica sexo sin preservativo con una persona infectada. Sin embargo,

no se transmite en ningún caso por besos, abrazos, caricias, darse la mano o tocarse.