Vázquez acusa al PSOE de hacer «política basura», que achaca a su «rabia» por no poder gobernar

El secretario general del PP en Castilla y León saca su artillería para contrarrestar las «mentiras» de los socialistas en materia sanitaria, a quienes reprocha asimismo su rechazo a un Pacto Autonómico por la Sanidad

El secretario regional del PP, Francisco Vázquez, atiende a los periodistas en presencia de Paloma Sanz, presidenta del PP de Segovia
El secretario regional del PP, Francisco Vázquez, atiende a los periodistas en presencia de Paloma Sanz, presidenta del PP de SegoviaPABLO MARTINIcal

En las filas populares hay malestar por las críticas que está recibiendo en las últimas fechas por parte del PSOE en materia sanitaria. Especialmente en lo que se refiere a las «continuas» acusaciones de los del puño y la rosa sobre que el Gobierno regional, con su Plan de Reordenación de la Atención Primaria, va a cerrar los consultorios locales de los municipios pequeños o que están escondiendo un «brutal» recorte de servicios sanitarios públicos, como dejaba entrever esta semana el secretario general del PSOE en Segovia y diputado en el Congreso por esta provincia, José Luis Aceves.

Por este motivo, y para contrarrestar este «mantra», el secretario general del PP de Castilla y León, Francisco Vázquez, ha iniciado una «tourné» por toda la Comunidad en la que está sacando toda su artillería para defender a su partido y al Gobierno regional de las «mentiras» del socialismo castellano y leonés.

«Están haciendo una política basura que además ataca directamente a los sentimientos de los ciudadanos», decía ayer Vázquez en una rueda de prensa que daba en Segovia, en la que como hacía también el pasado jueves en Ávila, volvía a asegurar que no se va a cerrar ninguno de los 3.660 consultorios médicos que hay a lo largo y ancho de nuestra Comunidad. El dirigente popular achacaba esta actitud del PSOE a la «rabia» que tienen dentro por no poder gobernar en Castilla y León, e insistía en que si en plena crisis económica no se clausuró ningún consultorio local «¿cómo se va a hacer ahora?», se preguntaba.

Asimismo, recordaba a los socialistas que cuando gobernaron en esta tierra apostaban por eliminar la asistencia sanitaria a los pueblos de cien habitantes, «mientras que nosotros -afirmaba- no tenemos ninguna intención de cerrar ningún consultorio en municipios de menos de 2.000 habitantes. De la misma forma, devolvía a acusación al PSOE al poner de relieve que, en su programa para las últimas elecciones autonómicas, eran los socialistas quienes decían que la asistencia sanitaria se tiene que adaptar a la demanda, y recordaba igualmente los 16.000 millones de euros en facturas sanitarias, «670.000 millones de las antiguas pesetas», decía Vázquez, que Zapatero dejó en los cajones sin pagar. «Y yo no veo a ningún socialista debajo de la mesa», sentenciaba, en referencia también a los ERE de Andalucía que afectan al PSOE y al «cinismo e hipocresía» que, a su juicio, impera en este partido en temas de corrupción,

Finalmente, reprochaba al PSOE de Tudanca que siga rechazando la mano tendida que el presidente Fernández Mañueco les está tendiendo cada día para alcanzar un Pacto por la Sanidad en Castilla y León.

Hacia una atención más cercana y de calidad

Mejorar la calidad de la asistencia, y especialmente en los pueblos; dar una respuesta a las nuevas necesidades del medio rural; garantizar las competencias de los profesionales y optimizar su tiempo; mejorar la proximidad y la calidad de los servicios que se prestan; y promover una Educación para la Salud e impulsar la investigación. Estas son algunos de los objetivos del nuevo modelo de asistencia sanitaria en los que trabaja la Junta y que forman parte de la apuesta del PP por una Sanidad pública universal y gratuita, cercana y de calidad.