Una “Eurociudad”, nuevo desafío de La Raya hispanolusa para combatir la despoblación

El lugar elegido es la frontera de Vilar Formoso y Fuentes de Oñoro, en Salamanca, una zona de gran tránsito de vehículos por la que atraviesan cada día más de cinco mil turismos y dos mil camiones de mercancías

España y Portugal crearán un área de servicio para camioneros en la frontera
GRAF3937. VILAR FORMOSO, (PORTUGAL) 05/12/2019.- La ministra de Cohesión Territorial de Portugal, Ana Abrunhosa (9i), preside este jueves una reunión en el punto fronterizo de Vilar Formoso, donde ha anunciado que Portugal y España crearán un área de servicio conjunta para camioneros, ya que es la zona de mayor tránsito de estos vehículos en la península ibérica. EFE/ Carlos GarciaCarlos GarciaEFE

Portugal y España han dado un paso más en su estrategia contra la despoblación de su frontera común, con la creación de una nueva Eurociudad en La Raya.

La zona elegida es la frontera de Vilar Formoso, en Portugal, y Fuentes de Oñoro, en Salamanca, el paso común con mayor tránsito de vehículos, con una media de 5.000 turismos diarios y 2.000 camiones de mercancías.

Un factor que pretenden aprovechar ambos países para desarrollar un corredor económico y frenar dos graves problemas de la región: la despoblación y el envejecimiento. «Vamos a crear un proyecto integrador contra la ‘desertificación’ de los territorios», asegura la ministra de Cohesión Territorial de Portugal, Ana Abrunhosa, en una entrevista concedida a Efe, tras realizar una visita a la frontera de Vilar Formoso y Fuentes de Oñoro para diseñar un plan de rescate del territorio despoblado de La Raya que forman la región Centro lusa y la provincia española de Salamanca, donde hay aldeas que apenas llegan a los cincuenta habitantes.

El proyecto pretende aprovechar la conexión internacional por autovía de sendos países, con la colaboración de los ayuntamientos de las dos localidades, y lograr que los millones de personas que cada año cruzan esta frontera paren en la Eurociudad. «Será una iniciativa para que ambos territorios se complementen y aprovechen sus equipamientos e infraestructuras, evitando duplicidades», apunta la ministra lusa.

Garantizar la calidad de vida

La revitalización pasa por unir los centros urbanos y evitar el efecto de «darse la espalda» que durante décadas ha distanciado a los territorios de España y Portugal a lo largo de sus más de 1.200 kilómetros de frontera. «Sabemos que es muy difícil invertir la tendencia de crecimiento -insiste-, por lo que tenemos que garantizar calidad de vida, junto con bienes y servicios». La futura Eurociudad, la primera de la región Centro de Portugal, va más allá de las comunicaciones viarias, ya que acogerá proyectos que beneficien a sendos pueblos, que tengan que ver con la identidad, la cultura y la historia y que traigan personas nuevas personas a estos territorios.

Para la ministra, la cohesión de los territorios del interior luso pasa, en primer lugar, por la cooperación de sus territorios con sus vecinos españoles. «Queremos que la frontera una y que la unión potencie el desarrollo de ambos lados», afirma Ana Abrunhosa.

Una Eurociudad contra la despoblación, nuevo reto de La Raya hispanolusa
GRAF4370. VILA FORMOSO (PORTUGAL), 06/12/2019.- La ministra lusa de Cohesión Territorial de Portugal, Ana Abrunhosa, durante la entrevista concedida a Efe en la que adelantó que Portugal y España han dado un paso más en su estrategia contra la despoblación de su frontera común con la creación de una nueva Eurociudad en la Raya. EFE/Carlos GarcíaCarlos GarcíaEFE

Las eurociudades nacen como acuerdos entre municipios próximos, vinculados históricamente pero pertenecientes a distintos estados la UE Con el objetivo de ofrecer a sus residentes una serie de beneficios sociales, culturales y económicos compartidos.

Para facilitar las sinergias administrativas hispanolusas, la UE cofinancia con fondos europeos proyectos conjuntos en el marco del Programa de Cooperación Transfronteriza España-Portugal (POCTEP). A lo largo de La Raya, la frontera más extensa y antigua de la UE, España y Portugal comparten ya varias eurociudades: Badajoz-Elvas-Campomayor, la Eurociudad del Guadiana, Verín- Chaves, Valença-Tuy, Salvatierra de Miño- Monçao y Tomiño-Vila Nova de Cerveira.

Impulsar el tejido empresarial y una marca

Los gobiernos de España y Portugal tienen muchas expectativas puestas en este proyecto, ya que pretenden impulsar el tejido empresarial, diseñar un nuevo espacio para acoger a turistas en la frontera, poner en valor mediante una marca diferenciadora la gastronomía de la región y crear un museo.