Los baños de los hospitales Río Hortega de Valladolid, Ávila y León se adaptan a personas ostomizadas

Además, los centros de nueva construcción tendrán adaptadas sus instalaciones para este colectivo

Hospital Río Hortega de Valladolid
Hospital Río Hortega de Valladolid

Los baños del Complejo Asistencial de Ávila, del Complejo Asistencial Universitario de León y del Hospital Universitario del Rio Hortega se adaptarán a personas ostomizadas. Así lo recoge una contestación del Gobierno regional a pregunta del Grupo Socialista en las Cortes regionales.

Además, la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León avanza que todos los centros de nueva construcción tendrán adaptadas sus instalaciones para este colectivo.

Asimismo, las mismas fuentes señalan que en cuanto al resto de centros sanitarios, está prevista su instalación a medida que se realicen reformas o se habiliten hospitales nuevos.

Además, desde la Consejería de Educación se explica que todos los edificios públicos cuentan con baños adaptados, con una superficie superior a los ordinarios, que pueden ser utilizados por las personas ostomizadas.

Precisamente, la Comisión de la Presidencia de las Cortes aprobó esta mañana una proposición no de ley por consenso de los grupos en la que se insta a la Junta a la adaptación de los baños de sus edificios públicos para satisfacer las necesidades de las personas ostomizadas y a establecer una línea de subvenciones para el acondicionamiento de los locales de pública concurrencia.

En diciembre de 2017, las Cortes de Castilla y León ya aprobaron una proposición no de ley de Ciudadanos, defendida por el ahora gerente de Sacyl, Manuel Mitadiel, con una batería de medidas para mejorar la calidad de vida de los pacientes ostomizados en la Comunidad.

En la misma iniciativa, se reclamó que los centros hospitalarios de Castilla y León cuenten con baños adaptados a este tipo de pacientes, como el primer paso, ya que el objetivo es lograr que estas instalaciones de todos los edificios públicos cuenten con esta adaptación, por lo que también se pidió que esta premisa se incorpore al Código Técnico de la Edificación.

Castilla y León cuenta con 3.743 pacientes ostomizados y cada año se producen 888 nuevos casos. Se trata de pacientes que llevan adherida a su abdomen una bolsa para recoger la orina o las heces. Los avances médicos han logrado que cada vez haya más ostomías temporales, pero la mayoría de ellas siguen siendo permanentes.