Íscar invita a los nuevos alcaides del Museo del Vino a difundir esta cultura por todo el mundo

El presidente de la Diputación de Valladolid destaca el «significado especial» de los nombramientos de este año por el XX aniversario de este centro museístico ubicado en el interior del castillo de Peñafiel

César Pérez Gellida, la periodista Julia Pérez Lozano y el bodeguero José Moro, Alcaides de Honor del Museo Provincial del Vino en 2019 junto al presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar
César Pérez Gellida, la periodista Julia Pérez Lozano y el bodeguero José Moro, Alcaides de Honor del Museo Provincial del Vino en 2019 junto al presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado ÍscarR. Valtero (nombre del dueño)Ical

El Museo Provincial del Vino, ubicado en el interior del medieval castillo de la localidad vallisoletana de Peñafiel, acogía este miércoles en el año en el que cumple veinte como infraestructura turística, la entrega de las distinciones de alcaides de honor de este centro, el más visitado de cuantos gestiona la Diputación de Valladolid en toda la provincia.

Unos reconocimientos, además de una responsabilidad para sus ganadores, que este año ha recaído en el bodeguero José Moro, en la periodista especializada Julia Pérez Lozano, y en el escritor César Pérez Gellida, a quienes el presidente de la institución provincial Conrado Íscar, invitaba a llevar nuestra cultura vitivinícola por todo el mundo. « Estoy convencido de que nos ayudaréis a ser embajadores del enoturismo en la provincia de Valladolid así como a difundir las excelencias de lo bueno que tiene nuestra provincia, tal y como ya habéis venido haciendo a lo largo de vuestra dilatada trayectoria», destacaba.

Durante su intervención, Conrado Íscar no se olvidaba de los inicios y tenía unas palabras de agradecimiento para el malogrado Pascual Herrera, impulsor de estos nombramientos de alcaides de honor, así como para destacar la importancia de este Museo como dinamizador turístico. «Se abrió con este objetivo, en este caso en la zona de la Ribera del Duero y con la cultura del vino como punta de lanza de esa propuesta. Hoy, 20 años después, los datos avalan que aquella decisión fue un acierto», apuntaba.

Tras agradecer a los habitantes de Peñafiel y comarca su compromiso y voluntad por hacer de la viticultura su modo de vida, Íscar ponía en valor a los bodegueros y productores, «verdaderos protagonistas del milagro del vino», por su saber hacer ante las demandas del consumidor y turista, y reafirmaba su apuesta por el enoturismo que se iniciaba hace más de dos décadas con el Museo del Vino.

Sobre los nuevos alcaides, Íscar destacaba de José Moro su apuesta por la innovación sin perder de vista la tradición familiar, mientras que de Julia Pérez Lozano, reconocía que fue una de las primeras en darse cuenta de la importancia del periodismo digital.

Finalmente, de Pérez Gellida, recordaba a uno de sus personajes: Ramiro Sancho, «un talibán del vino de la Ribera del Duero e impagable valedor de estos caldos entre sus miles de lectores».

Una larga, variada y prestigiosa lista

José Moro, Julia Pérez Lozano y César Pérez Gellida se unen a una larga, variada y, sobre todo, prestigiosa lista de alcaides de honor del Museo Provincial del Vino, en la que se encuentran los restauradores Ferrán Adriá, Andoni Aduriz, José Luis Ruiz Solaguren, o los bodegueros Carlos Falcó, Alejandro Fernández, Manuel Fariña o Pedro Ruiz Aragoneses. También están periodistas como Rafael Ansón, Luis del Olmo o José María Iñigo, artistas como Julio Iglesias, y personalidades como Antonio Mingote, Vicente del Bosque o Ruth Beitia.