“Mi madre me dio a entender que no quería sobrevivirme”

El hombre de 38 años de Valladolid acusado de parricidio reconoce ante el juez que la dio 70 pastillas

El acusado de matar a su madre dice que lo hizo porque ella se lo pidió
GRAF7895. VALLADOLID (ESPANA), 12/12/2019.- César F.M (d), el hombre de 38 años acusado de matar a su madre en Valladolid, asiste a la vista oral que ha comenzado este jueves en la Audiencia de Valladolid tras la elección de un jurado popular. El acusado ha declarado que lo hizo porque él quería suicidarse y su madre no deseaba sobrevivirle, ante lo que decidió darle unas setenta pastillas y, como tardaba en fallecer, la asfixió con una almohada y con algodones en la boca y la nariz. EFE/ Nacho GallegoNACHO GALLEGOEFE

“Mi madre me dio a entender que no quería sobrevivirme”. Esta fue la explicación que dio al juez el hombre de 38 años acusado de parricidio, César F. M., durante la vista oral en la Audiencia Provincial. También reconoció que la dio entre 60 y 70 pastillas para que se las tomara porque no quería “sobrevivir” al suicidio que había anunciado su hijo, y añadió que como tardaba en fallecer, la asfixió con una almohada y con algodones en la boca y la nariz.

“Ella se dio cuenta de que estaba tomando esos medicamentos. Pudo haber negado con la cabeza, que no los quería, pero no lo hizo”, afirmó.

El juicio, en el que provisionalmente la fiscal demanda veinte años de cárcel por asesinato, se desarrolla por hechos ocurridos entre el 28 y el 29 de enero de 2018 en el domicilio del barrio de Parquesol de Valladolid donde residían el procesado y su madre, una mujer de 71 años, dependiente después de sufrir un ictus en marzo de 2015.

El procesado informó de que, tras una visita de sus sobrinos en Navidad en la que él se mostró más “introvertido” de lo habitual, se enfadó, lanzó un objeto contra la pared y su madre le hizo gestos indicando que quería que le diera pastillas.

El acusado, según su versión, preguntó entonces a su progenitora si quería suicidarse y asegura que ella con gestos le dijo que sí -la mujer no podía hablar y solo movía su brazo izquierdo-.Después de este incidente, aclaró que grabó varios vídeos en los que explicaba a los familiares lo que iba a suceder y también captó imágenes de su madre con la finalidad de que vieran que no era contra su voluntad.

Finalmente, el 28 de enero llevó a cabo sus propósitos dando pastillas y asfixiando a la mañana siguiente a su madre y se marchó a Benidorm con la intención de quitarse la vida saltando desde el hotel más alto de España para asegurarse la muerte, ya que ha manifestado que es muy perfeccionista, informa Efe.

Realtó que la nota que pensaba dejar para alertar a la familia y la Policía de lo ocurrido se le cayó antes de llegar a la habitación del hotel, por lo que un empleado del establecimiento la encontró y se puso en contacto con las fuerzas de seguridad.

El acusado subrayó que contó a su madre el procedimiento que iba a seguir para acabar con su vida y ella le dio a entender que estaba de acuerdo."La quería con toda mi alma" ha subrayado el procesado a preguntas de su defensa, antes de argumentar que no dijo nada a sus dos hermanos sobre las intenciones de su madre porque les hubieran internado en un psiquiátrico y en una residencia, respectivamente.

La fiscal considera que César F.M. cometió asesinato porque planificó matar a su madre y lo ejecutó cuando estaba “desprotegida y desvalida”. Por su parte, la defensa indicó que “no existió ni asesinato ni homicidio” y que lo que hizo el acusado fue cooperar para el suicidio, un delito por el que pide internamiento en un centro psiquiátrico.