Nuevo apoyo a las pequeñas y medianas empresas y autónomos de Salamanca

El alcalde de la capital salmantina, Carlos García Carbayo, y el presidente de Iberaval, César Pontvianne, suscriben un convenio de colaboración que destinará para este fin tres millones en 2020

Ayuntamiento de Salamanca e Iberaval facilitarán tres millones de euros en financiación a autónomos y pymes en 2020
César Pontvianne (i) y Carlos García Carbayo (d) firman el acuerdo entre el Ayuntamiento de Salamanca e Iberaval EUROPA PRESS 12/12/2019 EUROPA PRESS

Los autónomos y las pequeñas y medianas empresas (pymes) de Salamanca están de enhorabuena. Dispondrán durante el próximo año créditos por tres millones, gracias al convenio de colaboración suscrito por el alcalde de la ciudad, Carlos García Carabayo; y el presidente de la Sociedad de Garantía Recíproca Iberaval, César Pontvianne.

El regidor destacó que este acuerdo permite «generar actividad económica y crear oportunidades de empleo» en la capital, «una de las principales prioridades del Consistorio».

Por este motivo, García Carbayo aseguró que existe una posibilidad de prorrogar el convenio «si existe voluntad por ambas partes», para conseguir «consecuencias beneficiosas para los autónomos y las pymes de Salamanca».

El acuerdo estipula que la Sociedad de Garantía Recíproca respaldará con 750 euros cada operación de préstamo de las entidades beneficiarias para «financiar sus necesidades de inversión y el capital circulante de las empresas», mientras que el Ayuntamiento dotará a las interesadas con subvenciones para «reducir el coste del aval», con una partida presupuestaria de 40.000 euros totales «ampliables a 60.000 si la demanda de solicitudes así lo requiere».

Los beneficiarios serán aquellos autónomos y pymes que tengan su domicilio social en Salamanca y desarrollen en la capital su actividad «con carácter prioritario o exclusivo», y las líneas a financiar se distribuirán en programas de apoyo al emprendimiento, a la creación de empleo, a la innovación para aquellas empresas que hayan conseguido transformar avances científicos o tecnológicos en nuevos procesos, y para las entidades que cuenten con un plan de igualdad.