Más consenso, unidad y positivismo para afrontar el reto demográfico

Esto es lo que le pide el presidente Fernández Mañueco a Tudanca frente a la despoblación, mientras reafirma también su compromiso con la vida, la maternidad y la familia, y propone una Ley autonómica para combatir el cambio climático

El presidente Fernández Mañueco interviene enlas Cortes
El presidente Fernández Mañueco interviene enlas CortesWellington Dos Santos PereiraLa Razón

La despoblación centraba el último cara a cara del año en las Cortes entre el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y el líder de la oposición, el socialista Luis Tudanca, quien reclamaba al Gobierno autonómico nuevas medidas y acciones «porque si sigue haciendo lo mismo el impacto va a ser demoledor», decía.

Tras calificar como «tomadura de pelo» el grupo de trabajo creado por la Junta, Tudanca afeaba también al Gobierno de PP y Ciudadanos que no haya aceptado ni una sola de las medidas propuestas por el PSOE en materia de fiscalidad rural o retorno del talento joven para hacer frente a la despoblación y recordaba que ésta no es solo un problema de empleo «porque más de 13.000 trabajadores se han ido a otros territorios a ganarse la vida».

Fernández Mañueco contestaba a Tudanca que ahora no es el momento del «y tú más», le reprochaba sus «bulos» en materia sanitaria y para enturbiar el Diálogo Social, y le pedía que sea positivo y constructivo en este asunto y reme en la misma dirección que la Junta para atajar este problema demográfico que sufre nuestra Comunidad, que extendía a España y toda Europa. «Es hora de alcanzar un pacto de Estado entre las fuerzas políticas, el Gobierno y las Comunidades Autónomas», apuntaba el presidente, mientras defendía las medidas tomadas por su Gobierno, especialmente en una fiscalidad moderada, abaratamiento de suelo industrial y un plan de crecimiento para pymes.

Por otro lado, y ante la pregunta de la portavoz de Ciudadanos, Ana Carlota Amigo, sobre los compromiso de la Junta tras la Cumbre del Clima, Fernández Mañueco proponía la aprobación de una Ley autonómica de Cambio Climático, con diez medidas como la apuesta por las energías renovables, los vehículos con etiqueta «ECO» o plan de acción forestal, que sitúe a Castilla y León a la vanguardia de España en esta lucha.

Finalmente, garantizaba al procurador de Vox, Javier García-Conde, que mostraba su preocupación por el aumento de los abortos y pedía medidas para reducirlos, el compromiso «claro e inequívoco» de la Junta en favor de la vida, la maternidad y la familia. El presidente se comprometía a incrementar las ayudas para tal fin así como para las familias numerosas o las que tengan personas dependientes a su cargo.