Alertan de problemas en los caudales del Arlanza y Esgueva

La delegada del Gobierno, Mercedes Martín, señala que se debe a que no están regularizados y a la previsión de temporales de lluvia

La delegada del Gobierno, Mercedes Martín, junto a Juan Pablo Álvarez
La delegada del Gobierno, Mercedes Martín, junto a Juan Pablo ÁlvarezRubén Cacho (nombre del dueño)Ical

Alerta en los caudales de los ríos Arlanza y Esgueva para los próximos días. Así lo advirtió la delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín. Una problemática que se puede producir en especial «aguas abajo», debido a que no están regularizados y a la previsión de precipitaciones en los próximos días en la Sierra de la Demanda y los Picos de Urbión. «Va a llover sobre suelos saturados y los ríos ya van muy crecidos», subrayó Martín y citó como posibles escenarios del conflicto donde se unen el Esla, el Órbigo y el Tera en la localidad zamorana de Benavente.

Unas declaraciones que realizó en la sede de la Delegación Territorial de la Aemet, durante la presentación del resumen climático, y donde destacó las lluvias «persistentes» y «generalizadas» durante los próximos días, que serán especialmente significativas en la Peña de Francia (Salamanca), la comarca de Sanabria (Zamora), el Bierzo (León), los Montes de León y la cordillera Cantábrica, en las provincias leonesa y palentina.

El delegado territorial de la Aemet, Juan Pablo Álvarez, afirmó por su parte, de la llegada a la Península Ibérica de aire húmedo y cálido desde el Atlántico, además del paso de varios frentes que dejarán lluvias persistentes en algunos puntos de la Comunidad, donde se podrán registrar entre 80 y 100 litros por metro cuadrado.

De cara al tiempo que se espera para las Navidades, Álvarez explicó que la predicción recoge aire húmedo pero estable, con nieve solo en cotas muy altas y con la aparición de nieblas en numerosos puntos de la Comunidad entre Nochebuena y Nochevieja. Y de cara al año nuevo, se prevé la llegada de un anticiclón con aire del noroeste, que traerá frío.

Por otro lado, Mercedes Martín, mostró su preocupación por el año hidrológico, que finalizó el pasado mes de septiembre y que deja «datos preocupantes» tras existir un déficit de precipitaciones de un 22 por ciento, con respecto a un ejercicio normal. En este sentido, puso como ejemplo la ausencia de lluvias en el sur de la Comunidad, como la provincia de Ávila, donde hubo un riesgo de restricciones del suministro para la población, aunque cambió con las entradas de las Danas.