Cada vez más cerca la futura sede la Casa Museo Miguel Delibes en Valladolid

Junta, Ayuntamiento, Diputación y Fundación analizan la viabilidad de este proyecto en varios inmuebles de la capital con el «firme compromiso» de hacerlo realidad en el menor plazo de tiempo posible

Reunión con la presencia de Igea, Ortega, Puente, Alonso, Redondo o Elisa Delibes, entre otros
Reunión con la presencia de Igea, Ortega, Puente, Alonso, Redondo o Elisa Delibes, entre otrosRubén Cacho (nombre del dueño)Ical

El futuro de la sede de la Casa Museo Miguel Delibes va tomando forma y acaba de dar un paso importante para su puesta en marcha, tras el encuentro mantenido en la Consejería de Cultura y Turismo, convocado por el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, y en el que han estado presentes el consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega; el alcalde de Valladolid, Óscar Puente; el vicepresidente de la Diputación, Víctor Alonso, así como la presidenta de la Fundación, Elisa Delibes, entre otros.

Una reunión que ha servido para aunar voluntades alrededor de uno de los proyectos estrella enmarcados en la conmemoración del nacimiento del escritor vallisoletano, y con el «firme compromiso» de seguir trabajando para poder contar en el menor plazo de tiempo posible con un inmueble que reúna las características necesarias para albergar estos espacios.

Los representantes institucionales se han emplazado a un nuevo encuentro en el mes de enero para seguir avanzando en esta iniciativa. El pasado 12 de abril, la Consejería de Cultura y Turismo firmaba un convenio entre el Ministerio de Cultura y Deporte, el Ministerio de Hacienda, la Fundación Miguel Delibes, la Biblioteca Nacional de España, el Instituto Cervantes así como el Ayuntamiento y la Diputación de Valladolid. El objeto de ese convenio fue la puesta en marcha de la Comisión Interadministrativa del acontecimiento de excepcional interés público «Centenario Delibes». Los diferentes proyectos enmarcados en el Centenario están abiertos a contar con cofinanciación privada y podrían beneficiarse de las excepcionales ventajas fiscales de participar en distintas actividades.