Las lluvias dejan 181 litros por metro cuadrado en Puerto El Pico (Ávila) y rachas de viento de 122 kilómetros por hora en La Pinilla (Segovia)

Además, la Junta declara la fase de emergencia del Inuncyl nivel 1 por inundaciones en Palencia ante el desbordamiento del Carrión y el Pisuerga

Crecida del Bernesga
GRAF2036. LEÓN, 19/12/2019.- Vista de la crecida del río Bernesga, este jueves, a su paso por León. La Junta de Castilla y León ha decidido mantener el nivel 2 -en una escala de 0 a 2- del Plan de Protección ante Riesgo por Inundaciones (INUNCyL), ante la previsión de más lluvias en las próximas horas en la provincia de León. EFE/ J.CasaresJ.CasaresEFE

Las lluvias dejaron este jueves más 180,8 litros por metro cuadrado en Puerto El Pico (Ávila) y rachas de viento de 122 kilómetros por hora en la estación de esquí de La Pinilla (Segovia), según informaron fuentes de la Delegación del Gobierno en Castilla y León.

Así, durante esta jornada se han recogido importantes precipitaciones, además de en el puerto abulense, en la Peña de Francia, con 143,2 litros por metro cuadrado, La Covatilla, 111,4, La Alberca, 96,4, y Navasfrías, 87 litros, los cuatro puntos en Salamanca; También, 95,6 litros por metro cuadrado en Maraña (León) y 95,4 en Cervera de Pisuerga (Palencia).

Antes las últimas lluvias caídas, el río Bernesga, a su paso por varios puntos de la provincia de León, junto al Pisuerga en la de Valladolid y el Esla en la de Zamora, se encuentran en fase de alarma ante un riesgo inminente de desbordamiento, mientras que otros doce figuran en alerta.

El Bernesga está a punto de rebosar a su paso por Cascantes, Celadilla del Río, Alija de la Ribera y la capoital leonesa, mientras que el Pisuerga amenaza con anegar la riberas de San salvador de Cantamuda y Salinas, ambos en la provincia de Palencia.En alarma también figura el río Esla junto a la población zamorana de Bretó, ha informado la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) y la Junta de Castilla y León a través de Protección Civil.

La CHD ha activado la fase de alerta en una docena de cursos fluviales que afectan a varios puntos de las provincias de Salamanca (Agadón); de León (Bernesga, Cea, Curueño, Esla, Luna, Negro, Omaña, örbigo y Porma); de Palencia (Carrión y Pisuerga); y de Zamora (Esla, Negro y Órbigo).El director general del Agua del Ministerio para la Transición Ecológica, Manuel Menéndez, ha llamado este jueves a no confiarse a la hora de atravesar zonas inundadas y a “respetar las normas urbanísticas y el sitio natural de los ríos”

En la capital de León, la Policía Local de León ha vuelto a cortar el Paseo de Salamanca como consecuencia de una gran balsa de agua originada bajo el puente Martín Granizo debido a la crecida del Bernesga, y se mantienen cortados todos los accesos a las márgenes de este río, así como la zona conocida como Camino de los Huertos, en el barrio anejo de Puente Castro, como consecuencia del aumento de caudal del río Torío.En Palencia, otra de las provincias afectadas, el delegado territorial, José Antonio Rubio, ha declarado la fase de emergencia en su nivel 1 (de 0 a 2), debido a las numerosas incidencias registradas en las carreteras por las inundaciones producidas por desbordamientos de los cauces de los ríos Carrión y Pisuerga.

El delegado ha activado también el Plan de Protección Civil ante el riesgo de inundaciones debido a la previsión de fuertes lluvias puntuales para la tarde de este jueves y la madrugada del viernes.

En Zamora, la Diputación ha intervenido para evitar desbordamientos del río Aliste a su paso por la comarca de este nombre, para lo cual ha retirado arrastres y ramas acumuladas en un puente y un árbol en el cauce a su paso por Domez donde la crecida es notable al igual que en Valer.

La Diputación también ha intervenido para despejar los arrastres acumulados en la carretera entre Palacios de Sanabria y Rosinos de la Requejada, y en la de acceso a Manganeses de la Polvorosa.En algunas capitales de provincia como León y Valladolid, los parques públicos han sido cerrados y acordonados, según los casos, para evitar accidentes debido al desprendimiento de ramas o caídas de árboles.A lo largo de esta jornada, el centro coordinador de emergencias de Castilla y León ha gestionado más de 130 incidencias, de las cuales cerca de un centenar ha sido por avenidas de agua y el resto a causa de las fuertes rachas de viento.Las intensas lluvias de estos últimos días han elevado el volumen de agua embalsamada en la cuenca que gestiona la CHD a niveles próximos al 70 por ciento de su capacidad, por lo que ha constituido un comité de seguimiento para evaluar y responder ante cualquier tipo de emergencia.

En cuanto a las rachas de viento, las máximas entre la medianoche de este jueves y las 19 horas se han registrado en la estación de esquí de La Pinilla, con 122 kilómetros por hora, seguida de otro punto de práctica de este deporte, La Covatilla (Salamanca), con 111, Velilla del Río Carrión (Palencia), con 107 kilómetros por hora, y Pedrosillo de los Aires (Salamanca), también con 107.