La nueva oferta de Empleo Público en Castilla y león alcanza las 3.513 plazas con el 108% de tasa de reposición

El consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, destaca que de esta forma se va estabilizar y reducir la temporalidad y se creará un Cuerpo de jóvenes opositores para que se queden en la Comunidad

El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, y el consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, comparecen en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno
El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, y el consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, comparecen en rueda de prensa posterior al Consejo de GobiernoRubén Cacho (nombre del dueño)Ical

La Junta de Castilla y León acaba de aprobar la nueva Oferta de Empleo Público relativa al año 2019, que alcanza la cifra de 3.513 plazas, con una tasa de reposición del 108 por cien (con un 8 por ciento adicional destinado a sectores que requieran un esfuerzo de efectivos), y que tiene como principales objetivos redicir la temporalidad, según señalaba en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, y el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea.

De esta manera, se procederá a la creación de 3.120 plazas de nuevo ingreso que se distribuirán de la siguiente forma: 432 para cuerpos y escalas de funcionarios no docentes y 424 a la tasa de reposición: 438 de personal laboral: 1.178 plazas de cuerpos de funcionarios docentes no universitarios y 1.072 para personal estatutario de instituciones sanitarias, todas ellas correspondientes a la tasa de reposición de efectivos.

A ello se suman 393 plazas para promoción interna que irán distribuidas a la administración general, con un total de 296 y otras 97 plazas para la promoción interna del personal estatutario.

Con ello, según señalaba Ibáñez, se responde a la necesidad de aportar trabajadores cualificados a la Comunidad que den mayor cobertura a la prestación de unos servicios públicos competitivos y de calidad.

Además, la Junta pretende crear en estos años un Cuerpo de jóvenes opositores que se queden en Castilla y León, y que retornen ante una atractiva oportunidad de Empleo especializado, de calidad y estable.

El Gobierno regional cerrará los procesos del año 2017-2018 convocando antes de que acabe el año cuatro procesos selectivos para categorías de personal laboral -cocina, ayudantes de cocina, enfermería y auxiliar de enfermería-.

Además, en el primero mes del próximo año continuará con la convocatoria de otros cuatro procesos selectivos correspondientes a Fisioterapia, Educador de Discapacitados, Técnico Superior de Educación Infantil y Ayudante Técnico Educativo, dando continuidad a la importante demanda de cobertura en el sector Asistencial.

Por otra parte, el Consejo de Gobierno ha autorizado un paquete de subvenciones por un importe superior a los 10 millones de euros dirigido a financiar un programa de orientación para el empleo y de asistencia para el autoempleo del que podrán beneficiarse más de 17.300 parados en la Comunidad.

Con ello se pretende mejorar las oportunidades de inserción laboral de los participantes y apoyar a los emprendedores que deciden poner en marcha su propio negocio. Los destinatarios, en esta ocasión, son la Fundación Formación y Empleo de Castilla y León (Foremcyl), UGT, la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale), Acción Laboral y Plena Inclusión.

Un programa que se va a ejecutar a través de acciones integradas en itinerarios de orientación por un periodo de 12 meses, donde los participantes recibirán asesoramiento y tutoría personalizados tanto en el proceso de búsqueda de empleo como para establecerse como trabajadores por cuenta propia. La iniciativa, impulsada desde la Consejería de Empleo e Industria incorpora dos novedades como al exigencia de un compromiso de inserción mínimo obligatorio, de manera que las entidades gestoras del programa deban garantizar que al menos el 5 por ciento de los usuarios participantes logren su integración laboral.

En segundo lugar, las acciones previstas deben incluir la prospección de mercado, de manera que a las entidades subvencionadas se les exigirá que realicen funciones de intermediación y de acompañamiento en la inserción, contribuyendo a aumentar las posibilidades de ocupación y de dinamización de los proyectos de emprendimiento.