Caen un 26,7% las agresiones físicas a los profesionales sanitarios en Castilla y León

La consejera Verónica Casado anuncia que ya se trabaja para extender el botón de aviso ante estas situaciones a todo el sistema así como el estudio de los motivos por los que se producen

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, preside el Pleno del Observatorio de la Comunidad de Castilla y León
La consejera de Sanidad, Verónica Casado, preside el Pleno del Observatorio de la Comunidad de Castilla y LeónMiriam Chacón (nombre del dueño)Ical

Buenas noticias para los profesionales sanitarios. Las agresiones al colectivo han disminuido un 26,7 por ciento en los primeros tres trimestres del año. Así lo aseguró la consejera del ramo, Verónica Casado, quien, sin embargo, detalló que en las áreas de salud de Ávila, El Bierzo y Valladolid Este ha habido más.

En este sentido se pronunció tras la reunión del Observatorio Sanitario de Castilla y León, donde se puso de relieve los 74 casos de agresiones físicas a los que se suman otras 360 verbales.

Por ello, y con el objetivo de que no se den estos casos, señaló que se analizarán los posibles motivos que llevan al paciente a estas situaciones, «si pudiera deberse a causas de organización o profesionales», así como anunció la extensión del botón de aviso frente a las agresiones a todas las áreas y especialidades de la Sanidad autonómica.

Además, indicó que aunque la evolución es positiva, hay que «seguir trabajando hasta lograr erradicar este tipo de comportamientos dado que no son solo un ataque al personal sanitario, sino a todos el sistema público de salud». Tanto es así, que consideró oportuno mantener las campañas de sensibilización y formación a los profesionales así como la colaboración con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y la Fiscalía. «No cesaremos hasta que las agresiones sean cero», dijo.

Entre enero y septiembre la sanidad autonómica anotó 126 casos, un 12,4 por ciento menos que en el mismo periodo de 2018, que afectaron a 393 trabajadores, lo que supone una disminución del 10,1 por ciento.

Por áreas de salud, se registraron descensos en Burgos, León, Palencia, Salamanca, Valladolid Oeste y Zamora así como un aumento en las de Ávila, El Bierzo, Valladolid Este y emergencias, mientras que en Soria y Segovia se mantuvieron estables.

Por ello, la responsable de Sanidad de la Junta recomendó a los profesionales que todas las agresiones, ya sean físicas o verbales, se denuncien, ya que «ayudan a atajar un problema al dar a conocer la realidad».

Finalmente, detalló que la mayor parte de los trabajadores agredidos, 249, lo fueron en hospitales, donde se contabilizaron 214 incidentes, mientras que en la Atención Primaria se registraron 137 agresiones y 125 situaciones complicadas. Por sexos, las mujeres se llevaron la peor parte al sumar 206 agresiones frente a los 87 de los hombres.