La avería del tren Ávila-Valladolid deja “tirados” a 20 pasajeros

“Cada tres o cuatro días sufrimos una incidencia”, señala una de las pasajeras afectadas

Estación de trenes de Ávila
Estación de trenes de Ávila

Una nueva avería del tren regional que a primera hora de la mañana realiza el trayecto entre Ávila y Valladolid ha dejado este lunes “tirados” a unos veinte pasajeros “en medio del campo”, muy cerca de la localidad abulense de Sanchidrián.

Según ha relatado a Efe una de las viajeras, Pepa Hernández, un cuarto de hora después de salir de la estación de la capital abulense a las 6.45 horas, “se han apagado las luces y han empezado a salir chispas de la calefacción”, antes de que la máquina se haya parado “por falta de suministro”."Nos hemos quedado tirados en medio del campo durante una hora", ha señalado Hernández, que ha descrito la situación vivida como “indignante” y “con peligro” para los pasajeros, que han tenido que descender del convoy cuando la noche aún era cerrada en esta zona del norte de la provincia de Ávila.

Esta pasajera ha relatado gráficamente cómo, cuando el tren ha empezado a sufrir problemas, han comenzado a “salir petarzados y chispazos” del lugar en el que se encuentra la calefacción, que en muchas ocasiones no suele funcionar, lo que les obliga a realizar el trayecto abrigados y a veces con mantas.Tras sufrir el parón, uno de los pasajeros que se dirigía a Santander, ha sufrido una caída en medio del campo, debido a la falta de luz, al estado del terreno y al hecho de tener que descender del tren con las maletas.

Una vez abandonada la máquina, los viajeros han permanecido cerca de una hora a la intemperie, mientras llegaba otro tren en dirección contraria que les ha trasladado nuevamente hasta la estación de Ávila, donde han tomado otro convoy que, esta vez sí, les ha trasladado hasta Valladolid.Los viajeros han llegado a su destino en torno a las 9.45, cuando debían haberlo hecho en el tren averiado a las 8.07 de la mañana, según ha explicado Pepa Hernández, quien ha lamentado que esta situación no sea la primera vez que se produce.

“Cada tres o cuatro días sufrimos una incidencia”, ha descrito, haciendo referencia a la falta de calefacción, a los “continuos retrasos” o a este tipo de averías.Asimismo, ha criticado que el nuevo tren prometido el año pasado por el Ministerio de Fomento tan solo lo hayan utilizado en “tres o cuatro ocasiones”, para después volver a utilizar para realizar este trayecto una máquina “muy antigua”, que además presenta un estado “lamentable” debido a su “suciedad”.Ante esta situación, Hernández ha vuelto a pedir la implicación de las instituciones, especialmente a la Junta de Castilla y León, que subvenciones este trayecto y que “debería preocuparse por el destino del dinero de todos los castellanos y leoneses”.

El pasado 20 de diciembre, el pleno de la Diputación de Ávila aprobó una declaración institucional en la que reclamaba al Ministerio de Fomento mejoras en la comunicación ferroviaria de la provincia, atendiendo a las necesidades que plantea la Mesa del Ferrocarril.Dichas mejoras hacían referencia a las líneas que unen la capital abulense con Salamanca y Madrid, pero también con Valladolid.