El alcalde de Ávila califica de “nueva bofetada” a los abulenses el incremento del precio en el peaje de la AP-6

Sánchez Cabrera lamenta que el aumento duplique al de otras autopistas y exige su supresión para evitar “lastrar” el desarrollo de la ciudad

El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera
El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera

El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, ha considerado que la subida del peaje de la AP-6 es “una nueva bofetada” del Gobierno central a los abulenses con el incremento del peaje en la AP-6 (Villalba-Adanero) un 0,85 por ciento anual acumulativo los años 2020, 2021 y 2022, lo que duplica el aumento de las demás autopistas. A su juicio, y según trasladó,, habría que suprimir este peaje para así evitar “lastrar” el desarrollo de la ciudad.

Sánchez Cabrera lamentó que el Gobierno de España no solo no haya fijado la fecha de finalización del peaje sino que, además, decida aumentarlo, duplicando el incremento aplicado a otras autopistas y dando así “la espalda” a todos los abulenses que a diario se tienen que desplazar a Madrid a estudiar o trabajar, a los autónomos y empresas y a las expectativas de crecimiento y desarrollo de la ciudad.

Sánchez Cabrera también reclamó para Ávila “el mismo tratamiento” que para Teruel y recordó que hace hoy un mes el Consejo de Ministros aprobó una dotación de 30 millones de euros para este territorio, destinados a la financiación de inversiones que favorezcan la actividad económica.

En este sentido, apuntó que mientras el Ministerio de Política Territorial otorga una concesión directa a Teruel de 30 millones de euros para la mejora de infraestructuras de transporte o el desarrollo de iniciativas empresariales, el Ministerio de Fomento continúa “condenando” el desarrollo socioeconómico de Ávila, postergando la decisión sobre el peaje y duplicando el coste del peaje de la AP-6.