Isabel Blanco: «En cinco meses hemos blindado los Servicios Sociales para cuatro años»

Es de lo que más orgullosa está la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta, que califica el 2019 como «muy intenso y frenético», en el que se ha podido dar salida a numerosos proyectos con «gran esfuerzo»

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Isabel Blanco
La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Isabel BlancoWellington Dos Santos PereiraLa Razón

«Muy intenso» y «frenético». Así califica a LA RAZÓN este 2019 que está a punto de acabar la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco. Poco más de cinco meses en los que «con el gran esfuerzo de todos los que formamos ésta Consejería hemos podido dar salida a numerosos proyectos».

Pero del que más orgulloso se muestra, porque se le iluminan los ojos cada vez que habla de él, es el acuerdo marco que «nos permite blindar los Servicios Sociales para los próximos cuatro años, ya que garantiza su prestación, principalmente, en el medio rural, una inversión mínima que puede crecer y el empleo». Además, Isabel Blanco destaca que se ha aprobado esta iniciativa antes de que finalice la que está vigente, y reitera que «da estabilidad a muchas familias, porque tienen garantizada su atención y los empleados de los Centros de Acción de Social (CEAS) su puesto de trabajo».

«Los Primeros de España»

En este sentido, saca pecho al señalar que «los Servicios Sociales de Castilla y León son los primeros de toda España, porque son de todos, todos estamos implicados en ofrecérselos con la máxima calidad a las personas».

Pero no sólo de Servicios Sociales vive la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, e Isabel Blanco también resalta las iniciativas impulsadas este año en materia de conciliación.

Al respecto, explica que la Junta prevé subvencionar a unas 4.000 familias, con hasta 1.000 euros por hijo, los gastos ocasionados por los menores de cuatro años como preinscripción y matrícula, asistencia y manutención en centros infantiles. El objetivo de esta medida es favorecer la conciliación de la vida personal, familiar y laboral de las familias castellanas y leonesas en el cuidado de los hijos más pequeños, especialmente de las que residen en el medio rural, como los municipios de menos de 20.000 habitantes.

Asimismo, informa sobre el Programa «Canguros», que ya está en fase piloto, y que busca favorecer la conciliación familiar y laboral de las mujeres del mundo rural.

Aunque a la responsable regional de la cartera de Familia e Igualdad de Oportunidades más que de conciliar le gusta que se hable de «corresponsabilidad», porque «parece que las ayudas sólo van destinadas a las mujeres y, no es así, ya que la prioridad es que sea el conjunto familiar el que se beneficie de este respaldo».

Por otra parte, Isabel Blanco afirma que, «como nuestra Consejería abarca todo lo que vaya de los 0 a los 100 años», otra de sus prioridades es el envejecimiento activo y la dependencia. La consejera tiene claro que hay que sectorizar, porque no es lo mismo tener 65 a 85 años, y a todas se las considera personas mayores. Por ello las iniciativas en esta materia difieren. Sobre las primeras pone énfasis en el Club de los 60, que no son solo viajes, también lo forman las actividades que desarrollan las asociaciones o la misma Universidad de la Experiencia, con más sedes.

Después está la dependencia, en la que el Gobierno regional apuesta, según la consejera, por dos modelos, el residencial de «En mi casa», que ya está instaurado y comprobado su éxito, ya que son numerosas las Comunidades Autónomas y los países que han preguntado por él para instaurarlo en sus territorios. El segundo es «A gusto en mi casa», del que se está haciendo un pilotaje en la provincia de Ávila, y consiste en que las personas mayores con dependencia, discapacidad o enfermedad crónica que residen en el mundo rural, especialmente las que viven solas, puedan permanecer en sus hogares.

Isabel Blanco también considera que la simplificación burocrática y la apuesta por la innovación van a ser otros de los ejes de su departamento, ya que cree fundamental la utilización de las nuevas tecnologías a través, por ejemplo, de la teleasistencia avanzada.

Y todo esto se han conseguido con unos presupuestos prorrogados, «cosa que lo hace más difícil», como dice la consejera, porque «las necesidades no son las de 2018». Por ello, garantiza que «vamos a seguir reivindicado lo que es nuestro al Estado, porque esas ayudas no son para la Junta, son para las personas».

«Ante la violencia de género hay que prevenir, denunciar y actuar»

Isabel Blanco tiene muy marcado uno de sus primeros actos como consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades. Fue el 2 de agosto en Burgos para lamentar el asesinato de una mujer a manos de su marido. «Es algo que te impresiona», asegura, y señala que contra esta lacra «tenemos que concienciarnos todos, porque es un problema de todos». Por ello Isabel Blanco indica que «es un error utilizar la violencia de género como una arma arrojadiza». En este sentido, afirma que hay trabajar en tres sentidos: prevención, denuncia a través del teléfono 016 que es gratuito y no deja huella en la factura, y atención a las familias de las víctimas con ayuda psicológica, judicial o con tratamientos. La consejera además muestra su preocupación ante el aumento de roles machistas entre los más jóvenes, «que creíamos que ya no existían como mirar el móvil a sus parejas o decir que no se vistan de una u otra manera»; y entre las personas mayores que viven en los pueblos. Por ello, anuncia nuevas campañas de prevención e información, y la creación de una red social para involucrar a la sociedad en la detección y denuncia de estos casos, y otros como situaciones de soledad o maltrato infantil.