Fernández Mañueco estará “vigilante” ante el acuerdo PSOE-Podemos que ve “malo para España”

El presidente de la Junta afirma que “la letra pequeña con los separatistas está todavía por ver" y anticipa que no aceptará “aventuras territoriales”

Declaraciones del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco
Declaraciones del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández MañuecoJESÚS FORMIGO/ICALIcal

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP), ha sostenido que estará “vigilante”, “reivindicativo” y “exigente” ante un gobierno basado en un acuerdo entre el PSOE y Podemos que ve “malo para España y los españoles”.

En declaraciones a los medios de comunicación, antes de visitar el Ayuntamiento de Salamanca, Fernández Mañueco ha asegurado que el gobierno de coalición conllevará una subida de impuestos y de gasto público que generará “menos empleo y más paro”.

En este sentido, ha vaticinado que serán los ciudadanos “más humildes” los que serán más “perjudicados” por una mala marcha de la economía, que ha vinculado a las decisiones anunciadas por el futuro gobierno.

En opinión de Fermández Mañueco, el socialista Pedro Sánchez “se ha preocupado más de perseguir el poder, en gobernar a toda costa de la mano de los populistas y de los que no creen en España” que del “bienestar de los españoles”.

El presidente del Ejecutivo autonómico ha afirmado que “la letra pequeña con los separatistas está todavía por ver”, pero ha anticipado que la Comunidad estará “vigilante” y “comprometida con el constitucionalismo”, sin aceptar “aventuras territoriales”.

Además, ha contrapuesto esta situación con el ejercicio “coherente y de moderación” de la Junta de Castilla y León que preside y que pretende convertir en un “contrapeso al Gobierno de España desde la lealtad institucional”.

Sobre el denominado “reto demográfico”, Fernández Mañueco ha insistido en que Castilla y León será “exigente” y peleará por una “mejor financiación” con la que ofrecer mejores servicios públicos y apostar por “infraestructuras pendientes”.

En el mismo sentido, ha anticipado que reivindicará ante el Gobierno un plan de reindustrialización y ha criticado también los tiempos de esta negociación para la investidura, porque demuestran que “ha tenido demasiada premura” al fijar el debate “cuando los españoles están pendientes de otras circunstancias”, en referencia a las fechas navideñas, por lo que ha concluido que “se han aprovechado de la distracción de los españoles”.