Los alimentos más indispensables de la despensa vallisoletana se abren camino en Madrid Fusión

El presidente de la Diputación, Conrado Íscar, destaca la variedad, la calidad, la riqueza y la amplitud de los productos de la provincia así como la mezcla de tradición y modernidad de sus cocineros de referencia

Conquistar los paladares más exquisitos. Ese es el objetivo de la Diputación Provincial durante su presencia en la feria de gastronomía más importante de España, Madrid Fusión, en la que se está dando a conocer a través de la marca Alimentos de Valladolid.

Para mostrar su apoyo a la iniciativa acudió a la cita el presidente de la institución, Conrado Íscar, quien asistió a la demostración que realizó el chef Miguel Ángel de la Cruz, del Restaurante La Botica de Matapozuelos (con una estrella Michelin y dos soles Repsol), dedicada a los productos más indispensables de la despensa vallisoletana.

Allí, señaló que «el salto de calidad de nuestra provincia en materia gastronómica ha sido espectacular en los últimos años. Por un lado, por la variedad, la calidad, la riqueza y la amplitud de nuestros productos, amparados muchos de ellos por la marca de calidad y, por otro, por la fusión de tradición y modernidad de nuestros cocineros».

En este sentido, recordó que «esta es la octava edición en la que la Diputación acude a Madrid Fusión, la cuarta con nuestro marchamo, y siempre con el objetivo de poner en valor la variedad y calidad de nuestra agroalimentación y la vanguardia de nuestros cocineros».

Además, y en esta ocasión, De la Cruz realizó una presentación compuesta por zanahorias escabechadas con vinagre de lenteja de Tierra de Campos; coliflor y trufa negra con caldo de garbanzo torrefacto; lechuga con jalea de trucha, apio y manzana fermentada; molleja de cordero lechal lacada con piñas verdes de pino y un velo de leche de oveja y un postre denominado Pan de Valladolid.

Al respecto, Conrado Íscar destacó lo «sorprendente» de la propuesta por sus ingredientes humildes al más alto nivel.