Refuerzo a la creación de empleo

Primer acuerdo del diálogo social de la era Fernández Mañueco. Se destinan 165 millones de euros para un nuevo plan en esta Comunidad y para fortalecer también la lucha contra la violencia de género

Firma de nuevo acuerdos del Diálogo Social entre Fernández Mañueco, Santiago Aparicio, Vicente Andrés y Faustino Temprano
Firma de nuevo acuerdos del Diálogo Social entre Fernández Mañueco, Santiago Aparicio, Vicente Andrés y Faustino Temprano FOTO: Wellington Dos Santos Pereira

Uno de los «santo y seña» de Castilla y León, el Diálogo Social de cuya mesa forman parte el Gobierno regional, los sindicatos UGT y CCOO y la patronal económica regional Cecale, continúa dando sus frutos para mejorara la calidad de vida de los castellanos y leoneses.

El primer acuerdo de estas características de la era Fernández Mañueco se ha traducido en un montante superior a los 165 millones de euros para el nuevo Plan de Empleo y fortalecer también la lucha contra la violencia de género. Un acto celebrado en Valladolid, con la presencia del propio presidente de la Comunidad, quien estuvo acompañado en la firma por los dirigentes sindicalistas, Faustino Temprano y Vicente Andrés, y del de Cecale, Santiago Aparicio.

Y con ello, según señalaba Fernández Mañueco, se busca «garantizar estabilidad y paz social», además de ofrecer «certidumbre», con «compromisos útiles que buscan el interés general y el beneficio de los ciudadanos».

El Plan Anual de Políticas de Empleo (Papecyl) para este año, contará con un presupuesto de casi 165,3 millones de euros, el 4,4 por ciento más que en 2019. Se dará prioridad a las mujeres, a los mayores de 55 años, a los menores de 35 años, los emigrantes retornados y una especial atención al colectivo autónomo.

En esta estrategia se reservan más de 61 millones de euros al plan de Empleo Rural y Local, con el objetivo de alcanzar los 10.000 puestos de trabajo. Entre las novedades se instrumentarán apoyos a las diputaciones provinciales para la contratación de Agentes de Impulso Rural.

En lo que se refiere al empleo por cuenta propia, se ampliará la extensión de la tarifa plana para nuevos autónomos que llegará a los 24 meses si es en ciudad, pero a los 36 meses en el medio rural, añadiéndose a ello ayudas para la financiación del inicio de la actividad, los servicios externos de apoyo al desarrollo del negocio y la formación en gestión o digitalización empresarial.

El vicepresidente, Francisco Igea, y los consejeros, Germán Barrios, Carlos Fernández Carriedo, Juan Carlos Suárez-Quiñones e Isabel Blanco, además de otras autoridades en la firma de varios acuerdos con los agentes económicos y sociales en el marco del Consejo del Diálogo Social
El vicepresidente, Francisco Igea, y los consejeros, Germán Barrios, Carlos Fernández Carriedo, Juan Carlos Suárez-Quiñones e Isabel Blanco, además de otras autoridades en la firma de varios acuerdos con los agentes económicos y sociales en el marco del Consejo del Diálogo Social FOTO: mir_ical

Fernández Mañueco hizo también especial hincapié en las políticas de formación, que aglutinarán más de 19 millones de euros, y cuyo contenido se va a perfilar a partir de un nuevo mapa de necesidades, incidiendo en las tecnologías relacionadas con la Industria 4.0. Además, se trabajará con jóvenes en riesgo de exclusión para que desarrollen habilidades sociales en cuanto a idiomas, y Tecnologías de la Información.

En cuanto al pacto para fortalecer la lucha contra la violencia de género, el presidente de Castilla y León anunciaba la creación de un grupo de trabajo para el análisis y la actualización de la Ley 13/2010, y que se va a apoyar en un amplio proceso de participación social para poder contar con el mayor consenso posible. Para ello se mejoraran los programas existentes y se incorporarán nuevas iniciativas, especialmente en lo referente en el ámbito laboral.

Para finalizar, Fernández Mañueco insistía en el «compromiso único, claro e inequívoco» con el Diálogo Social en esta nueva etapa, algo que también refrendaban los firmantes, al indicar que es una «seña de identidad castellano y leonesa», al estar por encima de las personas y de los Gobiernos, y que «contribuye a la cohesión social y al progreso económico de Castilla y León».

Faustino Temprano (UGT) era el primero en hablar para señalar el “orgullo” que supone esta herramienta para Castilla y León, y que ya está reconocido en el ámbito nacional e internacional. Un acuerdo, que según el ugetista presta atención especial a las personas más desfavorecidas además de los habitantes del medio rural.

También se mostraba satisfecho Vicente Andrés (CCOO) por los acuerdos alcanzados, aunque mostró su malestar por no llegar a una solución a que la extensión del Serla llegue a todas las provincias de la Comunidad, debido a los problemas en la contratación de empleados.

Por último, Santiago Aparicio (Cecale), destacaba el papel que ha tenido en estas negociaciones la patronal, que tuvo que ceder en algunas pretensiones. “Ha sido un esfuerzo titánico”. resaltaba, cosa que atribuía al cambio de Gobierno y a los criterios marcados desde la nueva Junta.