La memoria de Miguel Ángel Blanco y las víctimas de ETA no cae en el olvido

Los espacios culturales de los que dispone Fundos en toda la Comunidad acogerán charlas sobre esta materia

La responsable de la Fundación Miguel Ángel Blanco, Cristina Cuesta, explica la muestra «La voz de las manos blancas»Fundos (nombre del dueño)La Razón

Que no caigan en el olvido los atentados a la banda terrorista ETA y la memora de todas sus víctimas. Ese es el principal objetivo del convenio de colaboración alcanzado por el director de la Fundación Obra Social de Castilla y León (Fundos), José María Viejo, y la responsable de la de Miguel Ángel Blanco (FMAB), Cristina Cuesta.

Según recordaron, Fundos tienen como finalidad promover la cultura en la Comunidad, por lo que con este acuerdo acercará a través de actividades en su red de centros culturales, las exposiciones que se realizan desde la Fundación Miguel Ángel Blanco que tiene como fin fomentar los principios de paz, solidaridad y convivencia.

La promoción, defensa y respeto de los Derechos Humanos desde y en todos sus ámbitos es uno de los principales objetivos que persigue esta organización que trabaja por mantener la memoria de todas las víctimas, mortales o no, de la banda.

Actualmente, la FMAB gestiona «La voz de las manos blancas», una exposición itinerante organizada con la colaboración del Gobierno de España y de la Comunidad de Madrid con motivo del 22 aniversario del asesinato del político.

En esta muestra se relata, a través de imágenes comentadas, la historia de este símbolo contra el terrorismo y a favor de las víctimas que nació tras el asesinato del profesor y ex presidente del Tribunal Constitucional Francisco Tomás y Valiente.

Esta es la primera iniciativa de un proyecto que pretende estudiar la historia del movimiento cívico contra el terrorismo, paralelo a la ofensiva de ETA contra el Estado español y el comportamiento de las víctimas.

Para ello, la muestra recoge, a través de 22 paneles fotográficos, la reacción ciudadana pacífica frente a diferentes atentados y amenazas de la banda.

Fundos explicó que esta y otras exposiciones, además de charlas, congresos y conferencias, recorrerán los diferentes museos, auditorios y salas que tiene repartidos por toda la Región para acercar a la población.

Con ellas, se busca llegar al público más joven para que conozcan las historias que no llegaron a vivir y para recordar a los más mayores lo que pasó con el fin de que no caiga en el olvido y la memoria de las víctimas se mantenga viva para que no se repitan los errores cometidos en el pasado y prime la paz.